Columnistas

Aún ondean las velas de plata fina

La cancha de la avenida Arce era el único lugar de ‘roce’ entre hijos de patrones y trabajadores

La Razón (Edición Impresa) / Ricardo Bajo Herreras

01:19 / 30 de marzo de 2016

Probablemente, el Buque Quinteros sea el trofeo más lindo y olvidado del fútbol boliviano. La copa de plata fina de un metro de alto representa un galeón a vapor con cinco grandes velas desplegadas y en medio la tricolor boliviana aplacando las nostalgias del mar robado. En 1915, la encargó a Inglaterra, la mismísima cuna del fútbol, el por aquel entonces senador liberal José Santos Quinteros Bautista, a la postre segundo vicepresidente en el gobierno de Gutiérrez Guerra (1917-20). Quería incentivar el naciente deporte del foot ball con el trofeo y solo había puesto una condición: se lo llevaría en propiedad aquel club que ganase el torneo dos veces de manera consecutiva.

La copa Buque Quinteros se disputó por primera vez en 1915, un año después de nacida La Paz Foot Ball Association. La ganó Sport Nimbles, el equipo presidido por el empresario Max de la Vega, precursor también del cricket, que se jugaba en Viacha, y del polo, que se disputaba en El Alto. El campeonato de 1916 se esperaba con la máxima expectativa posible: ¿se llevaría Nimbles la hermosa copa a su sede social de la avenida 16 de Julio?

En abril del 16 tras un caliente partido —con bofetadas en el “field” y desórdenes en las gradas— entre los artesanos de Old Boys y Nimbles, éste último anuncia su retirada del campeonato, pues era la segunda vez que brotaba la violencia cuando enfrentaba a equipos obreros.

En septiembre de aquel año, The Strongest salía campeón tras ganar en el último partido 4-1 a los “rojos de la banda negra” del Workmen FCB, el equipo obrero más poderoso de la época. Nimbles, a través de su presidente (Sócrates Saravia), anuncia entonces que está dispuesto a volver al torneo del 17 si y solo si los equipos “de la juventud” y los obreros no juegan juntos en la misma división. The Strongest, Nacional, New Fighters y Ever Steady, clubes liberales “de la juventud”, no secundan la medida discriminatoria y clasista de sus pares y continúan los “match” con aquellos equipos obreros hoy desaparecidos como Weding Sport, La Paz Victoria, Internacional, Red Wuan, Ingavi, Old Boys o Tahuantinsuyo.

A finales de aquel 1917, esta vez contra Old Boys (un 30 de septiembre), “los amarillos” revalidan el título y se adjudican definitivamente la copa Buque Quinteros, que los jóvenes de Nimbles se negaban a devolver. ¿Por qué? Por la “odiosa” lucha de clases (así titulaban los diarios liberales) que había bajado de las graderías a la mismísima cancha.

“Hemos comprendido que tanto el rico, el pobre, el sabio, el ignorante, el obrero, el intelectual, el indio y el negro, digamos de una vez todos los bolivianos, tenemos derecho al sport para ser hombres sanos y fuertes, para servir a nuestra patria, cuando ella necesite de nuestros sacrificios. Por desgracias, sucede todo lo contrario: parece que la juventud que dice ser culta se cree la única privilegiada en todo y se imagina que el obrero es un ser inferior que debe ser tratado de manera indigna en un odio mal disimulado”, escribía el presidente de la Federación Obrera de La Paz (y sus 30 gremios), Nelson Peñaranda, en el periódico El Fígaro.

El cine Edén proponía zarzuela con artistas españolas como Lola Maldonado; el Biógrafo París era el escenario de óperas y operetas con músicos italianos; y el teatro Mignon recibía reuniones selectas del Círculo Futurista. La cancha de la avenida Arce era el único lugar de “roce” entre hijos de patrones y trabajadores.

El vapor de plata fue restaurado décadas después por el ingeniero Jaime Oblitas, exdirector del desaparecido museo stronguista de Achumani, aunque con un pequeño error en la nueva plaqueta. Hoy, el trofeo probablemente más hermoso del fútbol boliviano (y de The Strongest) está olvidado —como la “odiosa” lucha de clases para algunos— en una sala oscura y abandonada del Complejo. Incluso allí, “los más fuertes” vientos aún hacen ondear sus cinco velas de plata fina.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia