Columnistas

El ordenador social andino

Dicen que la ‘Chakana’ es el punto de partida para la configuración de la cultura andina

La Razón / Félix Layme Pairumani

01:01 / 05 de junio de 2012

La Chakana, o Cruz del Sur, es uno de los elementos astrológicos más importantes para las culturas andinas. Se dice que es el punto de partida para la configuración de su cultura. Es posible que las otras comunidades indígenas tengan, por su lado, un punto de partida también astral, como el Lucero del Alba para el pueblo Guaraní.

Para las culturas andinas, la Cruz del Sur tiene incidencia directa con la Wiphala. En realidad, es su creadora. De la Chakana proviene el modelo de armonía de espacios y la unidad del conjunto, y otros aspectos culturales.

En segundo lugar, se puede afirmar que en la Chakana se encuentran los puntos de partida de la bipartición y tetrapartición andinas. Estas lógicas derivan de la naturaleza; todo tiene un padre y una madre, y también hijos. Sucesivamente se multiplicarán como las células. La Chakana es el organizador social y espacial de los ayllus y comarcas de los distintos pueblos.

En tercer lugar, se puede entender  que el ordenamiento de las cosas en el espacio-tiempo andino está representado asimismo en la Chakana, generándose un modelo para el comportamiento ritual de la sociedad andina, pese a las diferencias y variaciones culturales lingüísticas. En el Sur, donde se sitúa esta configuración astral, se encuentra el Norte de las culturas andinas.

En las ruinas de Tiwanaku es proverbial la simbolización de la Cruz del Sur como paradigma en la ciencia andina. Lo mismo que ocurrió en el imperio Wari, el cuatro, fue capital. Además, la Cruz Andina es doble, lo cual está simbolizada en una estrella de ocho puntas en el gorro o sombrero Wari. Pese a todo tipo de desestructuración cultural, existen muchas fiestas cristianizadas o sincréticas en homenaje a la Chakana.

En la misma línea, la Chinkana de la Isla del Sol tiene cuatro laberintos, con entradas en las cuatro esquinas de la sala principal. Esto por sí solo habla de la importancia del número cuatro en unidad dentro del mundo andino. Por tanto, no es casual el mito de los cuatro hermanos Ayar, quienes fundaron el Estado inca en el Cusco. Por el valor del cuatro, el imperio Inca tenía cuatro suyus.

Cuando se dice ordenador social andino no se está exagerando. En el matrimonio aymara existen seis wiphalas: dos en lo alto de la Ramada y cuatro que llevan los padrinos y los hijos. Además, existen cuatro botellas de licor para la ch’alla, que son la norma del matrimonio.

Wankar (Ramiro Reynaga Burgoa) dice que: “orden que no es cósmico no puede ser orden”. Con seguridad se refiere a la Cruz del Sur, concepto presente asimismo en los conjuntos de morenos de Sicasica en la fiesta del Rosario: Qulläna, Uchusuma, Kapunuta y Maka. Además existe una memoria ancestral con respeto a la Chakana y un despertar en la población; y según la nueva arquitectura andina, las construcciones se van inspirando en la Cruz del Sur. Por otra parte, los matemáticos andinos pueden explicar y explayarse respecto al origen y simbolismo de los números uno, tres, cinco y siete; así como de los números pares dos, cuatro, seis y ocho al modo andino.

Las fiestas principales en homenaje a la Chakana son: el Valle Hermoso, de Cochabamba y Norte de Potosí (El Tinku). Celebración que se festeja en varias provincias andinas, como Cañaviri y Umala en Aroma, Arapata en Nor Yungas; Tipuani en Larecaja, Carabuco en Camacho, Huatajata y Sorejapa en Omasuyos, Achocalla en Murillo, Colquepata en Manco Kapac, Viloco en Loayza, Isla Pariti en Los Andes y Guaqui en Ingavi. Estas fiestas también se encuentran asociadas a la cruz cristiana.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia