Columnistas

¿Por qué paramos?

Las leyes deben proteger al trabajador y dejar que se desenvuelva dignamente en su fuente laboral

La Razón / Luis Kushner

01:47 / 04 de abril de 2012

Seguramente Ud. como gran parte de la población ha protestado luego de ver cerrados los policonsultorios de los diferentes servicios de salud de nuestro país, donde no hay atención por conflictos sociales entre los médicos y el Gobierno. Quizás su primera reacción fue hablar mal de nuestra profesión, una de las que no puede parar por ninguna circunstancia.

Al respecto, yo como todos los galenos que practicamos medicina estamos de acuerdo con la opinión pública en que “los médicos no pueden parar”. Además, pensamos que un paro no sólo perjudica a la salud de la población, sino también a nosotros mismos; porque nuestra profesión es 100% vocacional, porque estudiamos (como mínimo seis años) para poder ejercer una profesión que es cada día más exigente, pues busca constantemente nuevas técnicas y terapias para mejorar la atención de la población. Después de los seis años de estudio, toca el año de provincia en áreas rurales. Posteriormente, se obtiene el título de Médico General, cuya perspectiva de mejora salarial a mediano y largo plazo es estática.

Para realizar una especialidad se necesita invertir por lo menos tres a cuatro años, sin contar el tiempo de espera para acceder a un cupo que permita lograr esa especialidad. Los galenos que pueden, optan por especializarse en el extranjero, lo que implica un sacrificio personal y monetario bastante elevado; pues el costo de vida en el exterior (incluidos a los países vecinos) es, como mínimo, tres veces mayor al de Bolivia.

Cerca del 95% de los médicos que salieron vuelven bien formados, para empoderar los servicios de salud nacionales y brindar, por vocación, una mejor salud a nuestra población. En las últimas dos décadas de estabilidad política, las tasas de morbi-mortalidad han mejorado significativamente, y ese efecto se debe también a la estabilidad laboral de los médicos.

¿Por qué paramos? Porque de un tiempo a esta parte nuestra profesión ha sido denigrada, y sobre todo pisoteada por la política que intenta ganar adeptos, sobre la base de provocar el malestar de uno de los pilares fundamentales de una sociedad: la comunidad médica. No paramos por parar, lo hacemos creyendo en lo justo y cabal para desarrollar nuestra medicina con el placer y la vocación de siempre; porque requerimos más infraestructura y tecnología para la atención de pacientes; porque necesitamos que la población nos escuche y comprenda; porque sin salud no hay población que vea el futuro en carne propia; porque aumentar a ocho horas el horario laboral de trabajo sin formar parte de la Ley General del Trabajo es injustificable, y no hemos hecho nada para merecer esta forma absurda de trato. Las leyes deben proteger al trabajador y dejar que se desenvuelva dignamente en su fuente laboral.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia