Columnistas

¿Qué pasará?

Además de profundizar el combate a la corrupción, su talón de Aquiles, el MAS debe reestructurarse

La Razón (Edición Impresa) / José Rafael Vilar

02:04 / 01 de marzo de 2016

El final de 2015 trajo cambios en Latinoamérica que eran trascendentales: en Argentina, la victoria de Mauricio Macri Blanco sobre la corrupción y la fuerte contracción económica del kirchnerismo; en Venezuela, el triunfo aplastante de la oposición en las elecciones parlamentarias, la segunda derrota significativa del chavismo —la primera fue en 2007— desde que en 1999 llegó al poder, y la primera significativa para cambios en el poder venezolano, dentro de una espiral destructiva de crisis económica, corrupción, violencia y desinstitucionalización; en Brasil, el inicio del impeachment (moción de censura) presidencial, hecho político que podría marcar el final político de Dilma Rousseff y del ciclo del Partido de los Trabajadores (PT), también consecuencia de la corrupción y de la contracción económica galopantes.

A estos hechos se sumó en febrero pasado el rechazo a la reforma constitucional que le hubiera permitido al presidente Evo Morales Ayma postularse para una posible tercera reelección. A su vez, el presidente Rafael Correa Delgado también anunció que no se va a presentar a las elecciones presidenciales de 2017, a pesar de que la Asamblea Nacional de Ecuador aprobó la reelección indefinida de cargos elegibles, gracias a la mayoría del oficialista Movimiento Alianza PAIS; una forma de evitarse capear la creciente difícil situación económica que está afectando al país por la caída de los precios del petróleo, su principal producto de exportación.

Entre 2004 y finales de 2013 (incluso antes y durante la crisis de 2008), América Latina vivió el mayor y más prolongado ciclo de altos precios de sus commodities y la mayor afluencia de capitales de inversión (que huían de la contracción económica en Estados Unidos y de Europa, motivados además por las entonces ganancias fáciles en la región). El inicio de ese periodo (la década “maravillosa” o del “big push”) que en la mayoría de los casos tuvo como protagonistas a gobiernos entre centro y derecha —pues dentro de la ideología del socialismo del siglo XXI (enunciada recién entonces) solo se ubicaban Cuba con Fidel Castro Ruz y Venezuela con Hugo Chávez Frías, con el apoyo permanente de la Argentina de Néstor Kirchner Ostoic y de otros países entre centroizquierda e izquierda (Brasil, con Luiz Inácio Lula da Silva; Ecuador, con Lucio Gutiérrez Borbú; Perú, con Alejandro Toledo Manrique y Chile, con Ricardo Lagos Escobar), cerraría en 2013 con predominio del socialismo del siglo XXI bajo el influjo de la revolución bolivariana, aunque no solo por ello: junto a Argentina, Cuba y Venezuela (estos dos últimos miembros del Alba-TCP), se ubicaban entre la centroizquierda y la izquierda El Salvador, con Mauricio Funes Cartagena; República Dominicana, con Danilo Medina Sánchez; Perú, con Ollanta Humala Tasso; Brasil, con Rousseff; y Uruguay, con José Mujica Cordano, además de los nuevos países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba-TCP): Nicaragua, con Daniel Ortega Saavedra; Ecuador, con Correa; y Bolivia, con Morales.

El fracaso del neopopulismo en Argentina, Venezuela, Brasil y potencialmente en Ecuador y Nicaragua (este último cuando ya no cuente con el apoyo venezolano), significará un cambio regional de ciclo, más allá de discursos negadores. En Bolivia, aún beneficiada por una mejor situación económica, la imposibilidad constitucional —al menos hasta ahora— para que el presidente Morales pueda postularse a las elecciones de 2019 representa la necesidad de reestructurarse a la brevedad posible para el Movimiento Al Socialismo (MAS) y de asumir nuevos liderazgos (algo que es también imperativo para la oposición), además de profundizar el combate a la corrupción, su talón de Aquiles.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia