Columnistas

De pecados originales y más

El MSM tendrá que desechar su visión aislada si no quiere encerrase dentro su bastión paceño

La Razón / José Rafael Vilar

01:45 / 12 de noviembre de 2013

En los libros fundamentales para las principales religiones monoteístas (Biblia cristiana y Tanaj hebrea, aunque en menor medida en el Corán mahometano), el pecado original es eje conceptual del comportamiento humano imperfecto que desobedece un mandato divino. Una visión más holística y menos teológica sería la de “pérdida de la inocencia”.

Este preámbulo me introduce (también holísticamente) en una controversia que, como parteaguas, divide irreconciliablemente a favor (los menos, sólo Rubén Costas Aguilera) y en contra (los más): la propuesta de Juan del Granado Cosío de reabrir el debate sobre la capitalidad, que ya en 2007 transversó la Asamblea Constituyente y al país.

Más allá de que si se tergiversó lo propuesto (como sostiene Del Granado), no creo que haya sido un desliz (una “metida de pata”). Para ello me baso en varios elementos. El primero: el autor es un hábil tribuno, artífice de la condena al exdictador Luis García Meza Tejada en 1993, experimentado líder político (en el MIR primero, en el MBL después y ahora en el MSM) y estratega (desde la Alcaldía de La Paz coexistió con seis presidentes, entre otros Hugo Banzer Suárez, Gonzalo Sánchez de Lozada, Carlos Mesa Gisbert y Evo Morales Ayma, del que fue principal socio hasta romper en 2010 más por protagonismos políticos que, entonces, por conceptos divergentes). El segundo, la coyuntura. Desde lo externo al MSM, las definiciones políticas para los comicios generales de 2014 (y no digo campañas porque éstas se iniciaron anticipadamente en 2010) conforman dos grandes bloques, uno del partido de gobierno y sus aliados (donde ya no está Del Granado) y otro, aún disperso pero que terminará integrando al Frente Amplio y a los Demócratas Sociales (donde él no quiere estar porque sería protagonista secundario); también posicionarse frente a la propuesta a nadie beneficia, porque es como la duda de Habacuc: mal si se apoya pero si no, puede serlo. Desde lo interno, el MSM está renovándose con su reciente IV Congreso (que al escribir este artículo aún no concluye) al habilitar espacios para decisiones colectivas y que avanzará en sustituir los liderazgos tradicionales por nuevos (como los del actual alcalde Luis Revilla Herrera o Edwin Herrera Salinas, entre otros).

Con independencia de los resultados en solitario que el MSM podrá obtener en 2014 (magros sin duda), tendrá que desechar su visión aislada si no quiere encerrarse dentro su bastión paceño, como le pasó a Condepa.

En un artículo a comienzos de 2011 comparé (en su proyección) a Luis Revilla con Marcelo Ebrard Casaubón, en cargo equivalente a alcalde de la ciudad de México y que buscaba sacar al PRD mexicano del aislamiento y la confrontación impuestos por su entonces líder Andrés Manuel López Obrador (antecesor de Ebrard Casaubón en su cargo). El PRD no hizo alianzas, quedó segundo en las elecciones (meta inalcanzable hoy para el MSM) y López Obrador se “retiró” del partido, mientras Ebrard Casaubón avanza a dirigirlo y apuesta alcanzar la presidencia de México. Comparación sin connotaciones... aún.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia