Columnistas

Contra el plagio

En la universidad, faltaba más, hay que enseñar conocimientos, pero sobre todo ética

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Iturri

00:06 / 14 de noviembre de 2014

Impajaritablemente pasa (impepinablemente hubiera dicho mi abuelo). Llega fin de año, hay que devolver trabajos, y en el moroso y poco reconfortante trabajo de corregirlos encontramos alumnos que, teniendo bastantes problemas con el manejo del castellano, de pronto te presentan trabajos muy bien escritos o llenos de datos difíciles de encontrar.

Inmediatamente esos trabajos van al maravilloso internet. Es decir, abro Google, pongo uno de los párrafos del texto en cuestión y ¡bingo! aparece el verdadero texto original. Sucede nueve de cada diez veces, porque, con los años, uno cultiva una especie de instinto para detectar a los plagiadores.

El proceso sigue, se imprime el original como un respaldo. Ahí está la fuente, la fecha, etc. Luego se engrampa esta prueba de cargo y se la presenta ante el curso. Huelga decir que a lo largo del año se advirtió a los alumnos de que los plagiadores perderían la materia. Una universidad del primer mundo habría expulsado de por vida a alguien que plagiara. Pero como no puedo botar a los que cometen un delito académico de esta naturaleza, tengo que conformarme con aplazarlos.

Varias decenas, por no decir centenas, de alumnos merecieron este castigo. Pero ninguno de ellos llegó al extremo de mandar una carta a la dirección de carrera señalando que la autoridad interviniera, puesto que el firmante de la misiva solamente había plagiado una vez, y que, venga, estaba de acuerdo con que se le anulara ese trabajo, pero no el resto.

Me vino a la mente el viejo chiste mexicano del tipo que fusilado tuvo una suerte bárbara, puesto que de las diez balas que le llegaron solo una era mortal. Y esa tenebrosa entrevista que una vez tuve con un pederasta que me decía “pero, señor periodista, solo he violado unas dos veces, no es para tanto”.

Así que, mucho lo siento, mantendré la nota de aplazo a los que presentan con su nombre y apellido trabajos que no les pertenecen, que no elaboraron, que fueron logrados con el fácil expediente del copy y paste.

Ojalá los involucrados comprendan que la vida no tiene copia, que las notas no pueden ser producto del plagio y que en la universidad, faltaba más, hay que enseñar conocimientos, pero sobre todo ética. No sigo, la cantidad de espacio concedido en esta columna está llena, y además, temo que alguien la copie y aparezca con otro nombre en la materia de Periodismo de opinión.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia