Columnistas

Sin presente

Cerca de 75 mil jóvenes entre 25 y 30 años, calificados y no calificados, carecen de trabajo

La Razón / Lucía Sauma

00:26 / 26 de julio de 2012

Seis de cada diez bolivianos son menores de 30 años, esta estadística del INE da cuenta de un país con población mayoritariamente joven. Por este dato podríamos concluir que las políticas públicas, los planes de desarrollo, la visión de país deberían centrar su atención en ese sector de la población. Pero la realidad es otra: 75 mil jóvenes entre 25 y 30 años, profesionales y no profesionales, no tienen trabajo (CEDLA). Su participación desaparece cuando se les recuerda que son el futuro, por tanto inexistentes en el presente.

La sociedad tampoco es justa cuando  a un joven de 22 años, recién titulado por la universidad o el instituto técnico, le pide tres años de experiencia para optar a un trabajo, o cuando por ser joven le exigen más de ocho horas de trabajo con salarios por debajo del mínimo establecido.

En Bolivia, para la mayoría de los jóvenes entre 15 y 25 su primer trabajo sólo representa el primer paso en un largo camino de empleos de sobrevivencia, que los frena en sus aspiraciones iniciales y los frustra en la realización de su vocación. Peor aún para los que tienen entre 15 y 18 años y se insertan en el mundo laboral sin educación secundaria completa, porque son empujados al sometimiento de la informalidad, donde la precariedad laboral los lleva a arrastrar los pies desde muy temprano en la mañana hasta la madrugada en el afán de vender dulces, cigarrillos o cualquier baratija, y los obliga a permanecer en un solo lugar cabeceando más de aburrimiento que de sueño, en una edad en la que su inteligencia debería estar en pleno ejercicio de creatividad.

La paternidad y maternidad tempranas también pueden relacionarse con la precariedad laboral. Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas en Bolivia (UNFPA), los embarazos en adolescentes entre 12 y 18 años aumentaron del 18% en 2008 al 25% en 2011. Al respecto, explica que “existe una relación directa entre migración, embarazo y pobreza; debido a que en el país se registra un traslado constante de jóvenes desde el área rural hacia los principales centros urbanos del país, quedando, ante la falta de información, embarazadas y determinando que se inserten cada vez a más temprana edad al ámbito laboral, sobre todo informal”. 

En 2011, la Alcaldía de El Alto realizó una encuesta a 4.000 jóvenes entre 13 y 18 años. Los resultados arrojaron 1.642 casos de embarazos en mujeres de esa edad, de los cuales 1.000 (60%) están vinculados al consumo de alcohol. Del total de mujeres que estaban o estuvieron embarazadas alguna vez, 600 quedaron en gravidez luego de haber consumido bebidas alcohólicas, 400 concibieron producto de una violación, ya sea porque el agresor estaba ebrio o porque ellas fueron forzadas a tener relaciones en estado de ebriedad.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia