Columnistas

El prisionero de La Moneda

‘Misión cumplida. Moneda tomada, presidente muerto’. (Informe del general Palacios, 11/09/1973)

La Razón / José Rafael Vilar

00:30 / 17 de septiembre de 2013

Cuando el 11 de septiembre de 1973 Salvador Allende Gossens, presidente constitucional de Chile, se inmoló cumpliendo lo que dijo en 1971: “Tendrán que acribillarme a balazos para que deje de actuar...”, concluía la “vía chilena al socialismo” e iniciaba una dictadura militar que durante 17 años violó los derechos humanos en Chile.

En medio de la Guerra Fría, el triunfo de Allende Gossens —de familia acomodada, fundador del Partido Socialista (PS), parlamentario y ministro de Aguirre Cerda— en las elecciones de 1970 lo convirtió en el primer presidente marxista que en Occidente vencía dentro de un Estado de derecho; el camino que inició en 1952 y siguió en 1958 y 1964, lo cristalizó en 1970 con la Unidad Popular (UP), con los partidos Socialista, Comunista, Radical, MAPU, Social Demócrata y Acción Popular Independiente, a los que se sumarían luego Izquierda Radical, Izquierda Cristiana y MAPU Obrero y Campesino (MAPU-OC). Victoria posible por la tradición democrática chilena hasta entonces —él mismo presidió el Senado (1966-1969)— y por la histórica fuerza de su proletariado —principalmente minero y ya manifestado en la República Socialista (1932)—, además de su importante clase media.

Al comienzo del sexenio se obtuvieron resultados positivos: baja inflación y crecimiento del PIB de 8%, pero desde 1971 empezaron los problemas económicos: crecimiento acelerado del déficit presupuestario; caída de las reservas internacionales, suspensión del pago de la deuda externa y balanza comercial negativa por la reducción del precio del cobre. En 1973, la economía chilena se contrajo un 5,57%, con una inflación de 606%, caída de salarios reales en 38,6% y déficit del 25% del PGB; tomas de tierras cada vez más violentas, huelgas (la de transportistas con apoyo solidario de la CGT peronista) y desabastecimiento. A pesar de esto, la UP obtuvo 49,7% en las municipales de 1971 y 43,3% en las congresales de 1973, a la vez que se desarrollaban grupos ultras como Patria y Libertad en la derecha, y Vanguardia Organizada del Pueblo en la izquierda, intensificándose las acciones violentas, mientras que en la UP se enfrentaban los que apoyaban la vía legal (comunistas, radicales y sectores socialistas y del MAPU-OC, junto a Allende Gossens) y los radicalizados —sectores del PS (procastristas), el MAPU y el MIR (fuera de la UP)—, reduciendo la capacidad negociadora del presidente, principalmente con la DC promovidas por el cardenal Silva Henríquez.

El cruento golpe militar —auspiciado por EEUU y con apoyo inicial de todos los sectores opositores (incluida la DC, que después se le opuso)— concluyó una experiencia latinoamericana importantísima. Allende Gossens, demócrata convencido, murió defendiendo sus ideales en medio de fuerzas centrífugas, tanto de la oposición como de la UP. Mi homenaje a su memoria. Ojalá las enseñanzas del proceso chileno sirvan a todos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia