Columnistas

El problema del zika

A lo mejor el zika nos obligue a enfrentar de una mejor manera los problemas de la salud pública del país.

La Razón (Edición Impresa) / Dilberth Cordero Valdivia

01:29 / 17 de noviembre de 2016

Bueno, ya se dio la noticia... hasta ahora se han registrado cinco casos de microcefalia en Bolivia relacionados con el virus del zika; típica punta del iceberg. Las reacciones de algunos representantes del sector de salud, nacional y departamental, no pasan al momento de simples e incluso poco sustentados comentarios, realizados en el mismo sentido de siempre, con las mismas recomendaciones, que si bien son importantes, han sido y seguirán siendo insuficientes.

Un problema relacionado con este virus es el recientemente definido síndrome de zika congénito, que va más allá de la microcefalia (perímetro de la cabeza por debajo de los límites considerados normales) y en el que, además de este trastorno, se incluyen serias anormalidades cerebrales, lesiones oculares, contracturas congénitas y una variedad de compromisos neurológicos, todo como reflejo de una enorme avidez del virus zika por las células nerviosas primordiales (células madre).

Otro problema es que el zika no se limita a las zonas donde existe el famoso mosquito Aedes aegypty. La transmisión sexual de este virus es un hecho ya confirmado, por lo tanto, el “vector hombre” tiene el enorme potencial de expandir la enfermedad y el síndrome a sitios donde el mosquito no habita de manera natural. Finalmente, otros problemas con el zika son la microcefalia tardía o posnatal, otras malformaciones congénitas asociadas, el hecho de que solo una de cada cinco personas presenta signos y síntomas (esto aplica también a las embarazadas) y un largo etcétera que cada vez se hace más extenso.

Frente a estos problemas, están los nuestros. A manera de resumen: la población no tiene el chip de la prevención de las enfermedades, e incluso teniéndolo, las estrategias de eliminación del Aedes aegypty son difíciles de aplicar en la mayor parte de los lugares; el sistema de salud está, por decir lo menos, en una situación muy vulnerable, con poca capacidad de respuesta, de vigilancia epidemiológica, de acceso y de gestión; y es notorio el poco conocimiento del problema y sus implicaciones que van más allá del sector salud.

Necesitaremos enfrentar uno a uno éstos y otros problemas, y hacer el máximo esfuerzo (aunque ya parece un simple eslogan) de mejorar y actualizar la calidad e integralidad de la atención médica a la población en el curso de la vida; es decir, prevención, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y vigilancia. Éste no es un problema de solo una región, es un problema del país, así como es un problema del continente y del mundo. A lo mejor el virus del zika nos obligue a enfrentar de manera más decidida y con mayor capacidad y participación algunos de nuestros problemas (tradicionales y nuevos) de la salud pública. No todo podría ser tan negativo como parece.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia