Columnistas

Ocho razones para una ‘guerra abierta’

¿Es muy loco pensar que se puede desatar un enfrentamiento bélico con armamento nuclear?

La Razón (Edición Impresa) / Ricardo Bajo Herreras

00:18 / 26 de octubre de 2016

Qué tan lejos estamos de una “guerra abierta” entre Estados Unidos, Rusia y China? ¿Es muy loco pensar que se puede desatar un enfrentamiento bélico con armamento nuclear? Muchos piensan que las bombas atómicas son únicamente disuasorias, que el mundo no podría sobrevivir a los ataques nucleares. ¿Y entonces por qué Washington, Moscú y Pekín dedican cada vez más plata, estudios y reuniones para prepararse ante un escenario que suena tan apocalíptico? Yo creo que no estamos lejos de una guerra abierta. Y expongo mis razones en una lista, ahora que están de moda, las listas, no las guerras, que siempre lo estuvieron.

Uno: Rusia ha suspendido el tratado de reconversión de su plutonio militar. ¿Por qué? Putin cree que Estados Unidos viola desde hace rato el acuerdo que firmaron en 1987 Ronald Reagan y Mijaíl Gorbachov. Moscú piensa que la estabilidad estratégica nuclear no es tal y por eso se arma. Trump cree incluso que Rusia está tomando la delantera. Resumiendo, ambos están modernizando su arsenal atómico. ¿Para no usarlo?Dos: el reloj del apocalipsis (sí, esa cosa existe y forma parte del Boletín de Científicos Atómicos de la Universidad de Chicago) ha adelantado la hora de la destrucción de la humanidad. Estamos tres minutos más cerca que ayer.

Tres: Estados Unidos y Rusia están participando directa y militarmente en el conflicto de Siria; y en Ucrania, más de tapaditos. ¿Qué tan cerca estamos de un “error” y un choque sobre el terreno de ambas fuerzas? ¿Somos tan estúpidos como humanidad de ir a una guerra nuclear por “accidente”? Y sí. Por si fuera poco, el Gobierno de EEUU y su brazo armado, la OTAN, acosan al “oso” ruso adormilado en todas sus fronteras: realizan ejercicios militares en antiguos países de la URSS (como los tres bálticos: Lituania, Estonia y Letonia), en Polonia, en República Checa, en Asia Central, en el Cáucaso, en el Mar Negro…

Cuatro: dice Ramonet que el “desclasamiento estratégico” de Estados Unidos ha comenzado, el siglo americano parece llegar a su fin. Y ya saben que la serpiente es dura de pelar y de matar. Y sus últimos zarpazos son los peores. La economía de los países occidentales decrece y decrecerá (va a pasar del 56% actual a un 25% en 2030). ¿Qué mejor que una guerrita nuclear para revertir esa tendencia inevitable?

Cinco: la Guerra Fría no terminó ni fue ganada por EEUU, como dijo el señor George W. Bush. Estamos en la segunda parte del partido. Tratar a Moscú como una nación derrotada y humillada no fue lo mejor. Nunca en una campaña electoral gringa se habló tanto de Rusia como ahora. Inocular el mal antirruso (ayer anticomunista) en la lobotomizada sociedad gringa no es hoy lo mejor.

Seis: la paz no interesa, no da plata y de yapa es costosa para los beneficios del complejo militar y de seguridad. Los millonarios intereses militares de Washington son mucho más poderosos que el lobby “jipi” por la paz y sus palomas. Los halcones están de vuelta.

Siete: el Mar Meridional de China es el próximo “Oriente Medio”. El avance chino en los últimos 30 años no tiene parangón en toda la historia de la humanidad. Por eso, Washington está colocando bases alrededor de China y cerrando negocios con sus socios en la región: Japón, Corea del Sur, Birmania, Camboya, Taiwán… muchos con problemas de fronteras con... China, que responde modernizando su armada, creciendo como potencia espacial. Ha nacido entre EEUU y China la “desconfianza estratégica”. ¿Hasta cuando soportará Pekín la constante y provocadora presencia militar gringa alrededor de su territorio?

Ocho: ¿por qué la OTAN ha recomendado incrementar el número de aviones con capacidad nuclear en sus últimas maniobras militares? Todos trabajan en la modernización de la disuasión. O sea, más gastos en armas convencionales de alta tecnología, sofisticados aviones de combate, buques de superficie y submarinos... para vencer a un “enemigo de envergadura”, según ha declarado un piojo tuerto, ni más ni menos que el ministro de Defensa estadounidense, Ashton Carter.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia