Columnistas

El retorno de los angelitos

El actual Gobierno debería enderezar sus acciones y concentrarse en la gestión y no en la venganza

La Razón Digital / La Paz

00:00 / 16 de febrero de 2020

Una tarde lluviosa decidí ingresar al estadio olímpico de La Paz (espacio de miles de frustraciones y una que otra alegría fugaz), donde jugaba el equipo de mis amores con un conjunto argentino. Grité e insulté, a pesar de que ganamos. Pero eso era lo de menos, sabía que en el partido de vuelta íbamos a perder, como siempre. Algo parecido resulta de las elecciones democráticas que lo bolivianos consideramos como la panacea para nuestros endémicos males: corrupción, improvisación, envilecimiento instantáneo y podredumbre moral.

En menos de tres meses, el gobierno de persecución e indigestión sucumbió en lo mismo. El ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Iván Arias (quien proclamaba a voz en cuello y con los ojos desorbitados que Entel era la caja chica del gobierno del MAS), tuvo que tragarse clavos ardientes, al no poder ocultar la serie de irregularidades en las que incurrieron el otrora gerente general Elio Montes Chávez y su comparsa, nombrados por la Sra. Áñez y el anterior ministro de Obras Públicas Yerko Núñez. Quienes en menos de 82 días de gestión desfalcaron a la institución estatal.

Lo extraño es que el ministro Arturo Murillo y sus fiscales no alertaron a la Policía para evitar su fuga con la alacridad como lo hacen cuando se trata de los exgobernantes. Así, Elio se hizo helio y apareció en Miami, a gozar de la plata de los bolivianos, dejando de paso a su comparsa de los 13 con una buena suma de dinero para que la pasen bomba en el Carnaval.  Antes de cesarlo en sus funciones, el ministro Arias le lleno de zalemas: “Es un destacado profesional en su campo, tengo que agradecerle. Personalmente, he aprendido con él mucho, ahí he aprendido mucho, él ha aportado mucho (12.02.20)”. Se cuela en el aire qué lecciones aprendió el ministro de su maestro Montes Chávez.

La cuota política de los Demócratas y del candidato Fernando Camacho es una clara evidencia de lo que nos pasará si llegan a gobernar Bolivia. Hagamos cuentas, 82 días, gastos irregulares: Bs 36.440,20 + 18.712,60 + 1.000.0011+ 868.998,42 + 94.255 + 30.000 de sueldos, y los incrementos a refrigerios y transporte, montos desconocidos hasta ahora. Ejercicio de sumatoria para los que aún creen en la honestidad del Gobierno.

¿Será parte del plan de privatización, como ya se anuncia en YPFB? Entre las cortinas de los ministerios se filtran las intenciones de privatizar las empresas estatales para satisfacer las órdenes del Comité Cívico de Santa Cruz y las logias que reunieron a los candidatos para jalarles las orejas y poner en evidencia su incapacidad de lograr un acuerdo para explotar Bolivia y restaurar el viejo orden republicano.

En tanto, la llegada del empresario Humberto Roca, como un angelito heroico, deja en la incertidumbre el juicio laboral por la deuda que tiene con cientos de extrabajadores de AeroSur. A su vez, el alcalde de Cochabamba José María Leyes fue sobreseído, y volverá a sus funciones. Por supuesto, primero a vengarse; entretanto, las mochilas las cargarán sus adherentes. El aventurero Elöd Toasó, desde Hungría, lanza amenazas a cientos de personas y queda en el recuerdo su imagen con armas de grueso calibre y mira telescópica dizque para cazar pajaritos. Y la exniñera de un hombre fuerte del anterior gobierno, que tiene en custodia un arma que ni siquiera sabe operar, está presa por sedición y tenencia ilegal de armas.

El señor Roca se vanagloria de su colección de automóviles. Lo mismo que el señor Camacho de su colección de armas de fuego. Con lo cual podemos colegir que el actual ministro de Educación, ahora llamado Felipillo Cárdenas, podría nombrarlo su asesor pedagógico, habida cuenta que en su campaña electoral propuso dotar de armas letales a las mujeres para que se defiendan de los agresores.

El oficialismo ahora tiene a su servicio al Poder Judicial, tal como lo hiciera la anterior administración, con el propósito de instrumentalizar la persecución a través de la presión y la amenaza. El actual Gobierno debería enderezar sus acciones y concentrarse en la gestión y no en le venganza, porque de otra manera no será extraño que otros gerentes enseñen a otros ministros sus habilidades y su talento, superando a los del gobierno pasado. (16-02-20)

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia