Columnistas

El secreto del FMI

El Sistema Monetario Internacional sigue en desequilibrio y la amenaza de futuras crisis persiste

La Razón (Edición Impresa) / María Elena Ortega Echenique

00:27 / 01 de abril de 2015

Hace 30 años cuando la crisis de la deuda externa estaba en su punto más crucial, en repetidas oportunidades tomé contacto con las máximas autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI), era el año 1984. En aquella ocasión era estudiante universitaria de doctorado en Economía y hacía una tesis sobre la deuda externa y los nuevos países industrializados de América Latina, más precisamente analizaba los casos de Brasil, México y Argentina.

Durante la investigación descubrí que el Sistema Monetario Internacional (SMI), del cual el FMI era el principal defensor, estaba en desequilibrio por la inexistencia de centros financieros internacionales en los países del Tercer Mundo. Comuniqué el resultado de mis hallazgos a las autoridades del FMI en Francia y a las de Estados Unidos vía fax, argumentando que el SIM en su conjunto se encontraba en desequilibrio y que terribles crisis financieras vendrían sobre los países industrializados y sobre la economía global.

Es decir que casi 25 años antes predije la crisis financiera que atravesó la economía global y sobre todo las Estados Unidos, Europa y Japón a partir de 2007-2008, y en la que se encuentran actualmente los países europeos. La única respuesta que obtuve de los expertos del FMI, primero a través de mis amigos bolivianos en Francia y luego en un curso que realicé en esa institución en Estados Unidos, fue que me enviaran al psiquiatra, argumentando que estaba loca. Vale la pena destacar que la crisis financiera global sobre el planeta efectivamente existe, continúa en la actualidad y yo estoy hace 25 años con la psiquiatra.

Si bien se han hecho algunos progresos en materia monetaria, financiera y bancaria, el SMI continúa en desequilibrio y la amenaza de futuras crisis financieras sigue latente, lo que pone en riesgo no solo a la economía estadounidense y la zona del euro, sino a todo el capitalismo en su conjunto, y con él, a toda la economía globalizada. Es probable que las crisis futuras no sean tan violentas como las vividas estos últimos años, porque ya existe un naciente centro financiero internacional en Singapur y otro en Hong Kong que regula la actividad económica y financiera de los países asiáticos; sin embargo, ni en América Latina ni en África existe alguna institución que regule la actividad financiera de estas regiones.

También es probable que la responsabilidad de equilibrar el SMI e introducir a los mecanismos de mercado a las más de 5.000 millones de personas del Tercer Mundo que se encuentran excluidas del sistema monetario internacional recaiga en un 60% en los países de la Unión Europea, 

Pido disculpas a las autoridades del FMI y de otros organismos internacionales si no he podido ser lo suficientemente convincente en mi juventud, y tampoco ahora, para advertir acerca de esta amenaza sobre el planeta y la economía global. Al menos espero haber podido exponer de manera clara este grave desequilibrio en los libros El SMI en desequilibrio, publicado en 2001 mucho antes de la crisis financiera, y en Bolivia: centro financiero de América Latina, una propuesta millonaria publicada en 2014 y que les invito a leer.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia