Columnistas

De soluciones reales se trata

Mucho de lo negativo del año pasado aparece a estas alturas con escasas posibilidades de solución

La Razón / Juan León

00:12 / 20 de enero de 2012

Por fuerza de la realidad, un balance de gestión positivo será seguramente difícil de presentar el domingo. Lamentablemente, más fueron los hechos negativos que los positivos. Lo reflejan los indicadores de imagen de las encuestas. Pero sobre todo la sensación del pueblo, cuya piel es más sensible a lo que se hace mal que a lo que marcha bien. Más allá de la sumatoria cosas buenas versus cosas malas, son preocupantes las perspectivas. Mucho de lo negativo aparece a estas alturas con escasas posibilidades de solución.

2011 comenzó con un frustrado intento de eliminar la subvención a los combustibles que, según datos oficiales, le costó al país más de 600 millones de dólares. 2012 comienza con el mismo fardo a cuestas, sólo que más pesado. Según las previsiones oficiales, la subvención demandará al menos 100 millones de dólares adicionales. Y seguirá creciendo seguramente, pues su eliminación tendría un costo político que es difícil suponer que esté dispuesto a pagar un gobierno que parece decidido a vender su alma al diablo, con tal de recuperar espacio. La creación de un consejo asesor permanente con partidos políticos de mínima representatividad ciudadana a los que otrora vituperaba lo prueba.

El lío por el TIPNIS parece más bien un callejón sin salida. En 2011 era gente en marcha para evitar un camino por el Parque Nacional Isiboro Sécure, criticada por el Gobierno. Otra gente marcha hoy para exigir el mismo camino. Creer que el lío terminará cuando esa gente llegue a La Paz porque goza del apoyo del Gobierno es demasiada ingenuidad. La primera marcha tenía soporte legal y de principios. Suponer que sus protagonistas se quedarán de brazos cruzados mirando cómo se lleva el viento el apoyo que recibió su sacrificio de marchar 600 kilómetros enarbolando esas banderas suena estúpido

En la misma senda están otros conflictos, hace tiempo. Ahí está la discusión entre tarijeños y chuquisaqueños sobre el gas que produce Margarita. Ahora hay paro total en Tarija para imponer su criterio. Los chuquisaqueños responderán, tarde o temprano. Potosinos y orureños tienen pendiente un problema por la posesión de un yacimiento de caliza.

Algunos son por intereses económicos, que unen a moros y cristianos, como el de la ampliación de áreas de cultivo de coca. Otros tienen connotaciones políticas, como los de algunos municipios. Son sin duda problemas difíciles,  pero cuya solución requiere simplemente mejorar el nivel de gestión; y en muchos casos, de sentido común.

Desviar la atención hacia factores externos o atribuirle a la prensa manipular la información sólo para molestar al Gobierno es ocioso. Es bien sabido, como siempre ocurre, que lo que no se resuelve a tiempo se resuelve mal o nunca.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia