Columnistas

La tentación de la re-re-elección

Sin cualidad propia de reinventarse, está tentado de acudir al recurso menos democrático

La Razón (Edición Impresa) / Rubén D. Atahuichi López

02:16 / 05 de mayo de 2015

Cuando la última vez hablé con el presidente Evo Morales, antes de que asumiera su tercer mandato, me dijo que cumplirá la Constitución Política del Estado respecto de una pregunta sobre una eventual re-re-elección en 2019. Inmediatamente pensé que, con potenciales modificaciones que lo habiliten otra vez, es posible también cumplir el texto constitucional.

No quiso referirse a esto último; insistió en que cumplirá la Constitución, que implica evitar postularse una vez más a la Presidencia del Estado Plurinacional. Decisión encomiable para la democracia y buena noticia para sus contendores políticos, de adentro y de afuera, que así se despojan de un duro rival electoral presto al “qué dirá el pueblo”.

Hace unas semanas, la re-re-elección volvió a la agenda de los medios de información, siempre atentos a este asunto, y al imaginario de la oposición. Las mismas organizaciones sociales afines al Movimiento Al Socialismo (MAS), partido de Morales, han abierto esa posibilidad sabiéndose —quizás— incapaces de generar nuevos cuadros políticos que sustituyan a Morales.

Para infortunio de ellos, sorprendió un sensato Morales, que en vez de seguirles la corriente pidió a sus correligionarios buscar sustituto. “Desde ahora (se debe pensar) cómo preparar para que se quede otro compañero de Presidente. Tenemos cinco años para preparar quién va a ser el nuevo Presidente a partir de 2020”, dijo en un ampliado de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba.

Cinco años parecen poco ante la ausencia “visible” del reemplazante que propone el líder de ese partido. Menudo problema para el MAS, que se había acostumbrado a medrar del “caudillismo” de Morales en los últimos años, sin preocuparse de apostar por otras opciones que, a juzgar por la Constitución, son necesarias para las siguientes elecciones generales. O Morales no permitió el crecimiento de un puntal alternativo ante su inminente inhabilitación para los comicios de 2019.

Sin embargo, envalentonada por el poder político que ostenta desde 2006, cierta dirigencia masista insiste en discutir en su congreso partidario la cuestionada posibilidad de plantear una cuarta postulación continua de Morales. Así parecen entender también seis de diez jefes de bancada, que en un sondeo publicado por La Razón dijeron no creer encontrar sustituto presidencial en las filas del MAS.

Cierto, menos de cinco años pueden ser determinantes para la continuidad del MAS en el Palacio de Gobierno. Sinceramente, no encuentro candidato posible para dicha continuidad. Se habló mucho del canciller David Choquehuanca, antiguo militante del MAS con incidencia fuerte en La Paz, pero en los nueve años en ese portafolio y en la élite masista no hizo nada por proyectarse.

Sin posibilidad mayor de concretar la instrucción de Morales, no sería extraño pensar que el MAS, que ha sido imparable desde 2005, esté viviendo un gradual declive político, alimentado por esa incapacidad de generar cuadros, por sus errores en la gestión y por actos de corrupción que socavan con recurrencia su credibilidad.

Sin cualidad propia de reinventarse, aparentemente está tentado de acudir al recurso menos democrático y más cómodo de modificar la Constitución, confiado en los dos tercios de la Asamblea Legislativa Plurinacional. A pesar del pedido de Morales, tiene la tentación de la re-re-elección. Que el tiempo me lo desmienta.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia