Columnistas

Hacia un tercer referendo

Se puede hablar no solo de un avance lento, sino hasta dubitativo en el proceso autonómico.

La Razón (Edición Impresa) / Verónica Rocha fuentes

00:43 / 07 de julio de 2017

El domingo tendrá lugar, por tercera vez, un referendo autonómico en el país. Se trata de un mecanismo de la democracia directa y participativa adoptado en Bolivia en 2004, cuyo “apellido” deviene de la puesta en vigencia del modelo autonómico a través de la Constitución Política del Estado. El referendo autonómico va camino a constituirse en una institución de la democracia intercultural, que resume en gran medida los anhelos emergidos en tiempos constituyentes, incluido el momento de reforma de la norma fundamental por actores políticos en plaza Murillo.

El aporte de estos referendos autonómicos en la construcción del Estado Plurinacional con autonomías, uno por año desde el 2015, ha consistido en poner en consulta de la población hasta la fecha 37 normas básicas fundamentales (estatutos departamentales, cartas orgánicas, estatutos de autonomía indígena y de autonomía regional), y consultar en dos municipios sobre su voluntad de conversión a autonomías indígenas. A estos datos es preciso contraponer el hecho de que en el país contamos con 339 municipios y nueve departamentos, por lo que, ciertamente, desde otra lectura se puede hablar no solo de un avance lento, sino hasta dubitativo en el proceso autonómico plurinacional.

Así, tras los resultados de los anteriores referendos, salen a luz algunas tendencias elocuentes. Por ejemplo, el hecho de que en estas consultas el rechazo hacia los estatutos departamentales ha sido unánime, así como también hacia la única carta orgánica de una ciudad capital (Sucre) puesta en consideración. En el caso de las autonomías municipales, la tendencia es más difícil de identificar, pues en los procesos anteriores, ocho municipios aprobaron sus cartas orgánicas y cinco los rechazaron. Y lo propio ocurrió en el caso de las autonomías indígenas, con la aprobación de tres estatutos autonómicos y el rechazo de otros dos. En el único caso de autonomía regional llevado a consulta hasta ahora (Gran Chaco), la población se inclinó por aprobar su estatuto.

Claro, no es correcto leer estos resultados en “frío” y olvidando que algunos de ellos respondieron al contexto político local y nacional de aquel entonces. En el caso local, las dinámicas de los referendos se han visto afectadas por fenómenos que van desde la movilización con intereses políticos promovidos por las alcaldías, dicotomías del tipo urbano/rural, y hasta brechas generacionales que podrían haber terminado orientando ciertos resultados. En el caso nacional, el mayor ejemplo fue el referendo de 2015, que terminó siendo “contaminado” (y deviniendo simbólicamente en un plebiscito) por la propuesta oficialista sobre una nueva postulación del Presidente y del Vicepresidente. Por otro lado, en algunos municipios la oposición encontró en estos referendos una estrategia para expresar su rechazo contra la gestión del Gobierno nacional.

Con todo, este domingo, cerca de 125.000 bolivianos y bolivianas acudirán a las urnas en 14 entidades territoriales autónomas (ETA), para decidir, de manera directa, sobre sus normas básicas fundamentales o su acceso a la autonomía. Y claro, la ampliación de la democracia siempre es una buena noticia, o cuando menos una ya institucionalizada como constante en este largo recorrido que aún le espera al modelo autonómico de nuestro país.  

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia