Columnistas

En torno al último censo

Efectuar registros separados para la ciudad y para el campo ha distorsionado el sistema censitario rural

La Razón / Ramiro Prudencio Lizón

00:01 / 14 de agosto de 2013

Es de lamentar que el Censo Nacional 2012, en vez de haber sido recibido gratamente por la población como había sucedido siempre, ahora ha dado lugar a grandes molestias y desconfianzas. Y evidentemente, el descenso que se ha efectuado en el número final de las personas censadas con respecto a los datos proporcionados por el presidente Morales en enero ha provocado un gran desconcierto.

Pero aparte de la mencionada reducción, el último padrón adoleció asimismo de un grave defecto, el haber mantenido dos innovaciones deplorables del anterior, efectuado en 2001: la primera, el haber determinado que se realice el censo rural en un tiempo posterior al urbano; y la segunda, el haber anunciado que las zonas rurales más pobladas recibirían mayores ingresos del Estado. Con estas disposiciones, en dicho censo hubo un increíble aumento de habitantes con respecto al de 1992. ¿Qué había sucedido? Pues que el censo rural se efectuó tres días después del de las ciudades. Y ello pudo posibilitar que muchísima gente que se había registrado en los centros urbanos lo hicieran nuevamente en el campo.

Cabe señalar que es imposible que en el Censo de 2001 se hubiese incrementado la tasa de crecimiento del 2,11%, que había regido desde 1976 hasta 1992, por una tan alta como el 2,74%, calculada desde 1992 hasta 2001, porque fue precisamente en ese decenio en que hubo la mayor migración boliviana al exterior de los últimos 40 años.

En el Censo de 2012, la tasa anual bajó a 2,36%, la cual todavía es mucho mayor que la de 1976-1992 (2,11%). Y eso es inexplicable, pues Bolivia no recibe inmigrantes, sino que su población tiende a salir del país. Además, la mayoría de la población urbana no tiene más de tres hijos. Entonces, ¿cómo se produjo ese notable acrecentamiento? Pues porque se continuó con esa defectuosa costumbre de efectuar el empadronamiento en días distintos para las zonas citadinas y rurales.

En el lamentable Censo de 2001 se incluyó asimismo la pregunta racista de quiénes consideran tener un origen indígena. Con ella se atropellaba el punto fundamental de la nacionalidad boliviana, que se basa —como en el resto del continente americano— en el jus solis, es decir, en el hecho de haber nacido en este territorio sin importar la procedencia de los padres. La pregunta en cuestión dio lugar a que se haya difundido en el exterior la idea de que la gran mayoría, un 66% de la población boliviana, era indígena.

En el último proceso censitario se volvió a incluir dicha pregunta, sin permitir que haya otra que señalase quiénes se consideraban mestizos, es decir, con origen indígena y también europeo. Y la conclusión ha sido de que la gran mayoría, más del 60%, ha declarado considerarse mestizos. Con ello, es de esperar que en un próximo registro poblacional se deje de lado tan insensata pregunta,  que sólo da lugar a la división de los bolivianos.

Respecto a la información censal por departamentos, lo que ha sorprendido mayormente fue que primeramente se anunció que Santa Cruz se había convertido en el departamento más poblado de Bolivia. Pero en el cómputo final, La Paz le habría superado por unos 50.000 habitantes. Muchas personas consideran que se realizó dicha corrección para que La Paz no perdiese su hegemonía sobre el resto del país. De todos modos, Santa Cruz tuvo un incremento excepcional, de 37% con relación a 2001. En cambio, el departamento de La Paz habría tenido un aumento de sólo 17%, llegando su población a ser semejante a la de Santa Cruz.

En consecuencia, el gran defecto de efectuar registros separados para la ciudad y para el campo ha distorsionado nuestro sistema censitario, ya que mucha gente pudo empadronarse dos veces. Esto puede perjudicar a nuestra democracia, porque daría lugar a un posible fraude electoral. Además, si sus cifras están erradas, tampoco podrá contribuir correctamente a los futuros planes de desarrollo nacional para este segundo decenio del siglo XXI.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia