Columnistas

A veces sí, otras no

Cuando la intervención estatal favorece, es conveniente; cuando no, se la cuestiona

La Razón / Reymi Ferreira

00:02 / 07 de diciembre de 2012

El anuncio del probable ingreso de Bolivia al Mercosur ha reanudado la antigua discusión sobre la conveniencia de integrarse al bloque económico más grande del área. Por una parte, existen potenciales segmentos de la actividad económica que se pueden explotar; además, se puede ampliar el flujo comercial con el coloso brasileño, factor que no se puede ignorar si se piensa seriamente en el futuro.

Que esta integración tiene riesgos a corto plazo, es cierto, especialmente en el área industrial, que podría sufrir una competencia libre de aranceles de productos con precios más baratos. Pese a ello, conviene observar lo que ocurre con la producción industrial del Paraguay o Uruguay, que no han sufrido tales  impactos negativos por ser parte del bloque.

La idea de integrarse al Mercosur es un acierto, pues no supone desvincularse de la Comunidad Andina, en la que gracias a políticas proteccionistas, los productos bolivianos tienen trato privilegiado. Bolivia, además de ser parte natural del espacio amazónico y andino, lo es también de la Cuenca del Plata, por lo que el  ingreso al acuerdo de integración es natural.

Lo que nos ha llamado la atención es la declaración de un productor agropecuario del oriente, que cuestiona el posible ingreso al Mercosur porque —según sus argumentos— pondría en riesgo la producción del país, que se vería inundado de productos  a  bajo precio.

Legítima sin duda la preocupación del representante empresarial, aunque cabría preguntarse: ¿cómo pueden ser más competitivos los precios de productos de países vecinos que no tienen subvencionados sus combustibles, que pagan salarios superiores a los que se paga en Bolivia, y no gozan de incentivos tributarios para la exportación? Lo que convierte en deleznable el argumento es que los mismos representantes empresariales se quejan de que el Estado interfiera fijando cupos para la exportación de algunos bienes agrícolas, cuyos precios son altos en el mercado externo, criticando “las barreras estatistas al comercio exterior”.

Cuando la intervención estatal favorece, es conveniente; cuando no, se la cuestiona. Este tipo de contradicciones es frecuente en la dirigencia de algunos sectores, cuya opinión está condicionada por intereses inmediatos, antes que por el interés nacional.

Finalmente, el ingreso al Mercosur favorecería enormemente al oriente boliviano, cuya vocación está en el Atlántico más que en el Pacífico, reforzando la salida de los productos de la región por el río Paraguay, y convirtiéndose en eje del comercio internacional. Sin embargo, son algunos productores del oriente los que cuestionan el posible ingreso al Mercosur, los mismos que en sus discursos suelen calificar al Gobierno de “Andinocéntrico”. A la hora de los intereses, ni la geopolítica importa.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia