Columnistas

El verdadero conflicto de pensiones

Cómo es posible que la COB, con una participación de 3%, quiera decidir el futuro de la Ley de Pensiones.

La Razón (Edición impresa) / Omar Yujra Santos

01:02 / 31 de mayo de 2013

En esta coyuntura, cuando la COB realiza demandas sobre la Ley de Pensiones es necesario analizar en qué consiste el actual sistema de pensiones.

Desde la Ley 065 de 2010, el Sistema Integrado de Pensiones se compone de tres regímenes: a)  contributivo (aquellos aportes que el trabajador realiza durante toda su vida); b) semicontributivo (aportes del trabajador y se crea el aporte solidario); y c) no contributivo (el Estado es el que aporta su totalidad).

En el primer caso, si un trabajador durante su vida laboral aportó a la AFP, quizás con salarios altos, entonces se jubilará con la pensión que le corresponda. No existe un tope máximo a la renta de jubilación en este régimen. El semicontributivo, por su parte, fue implementado para que aquellos trabajadores que tuvieron bajos ingresos y realizaron aportes pequeños puedan acceder a una jubilación digna con la creación del Fondo Solidario (FS), que permite incrementar el monto de la renta de jubilación. Por su parte, el régimen no contributivo establece que el Estado contribuye con el financiamiento de la Renta Dignidad, la cual no necesita del aporte de ningún trabajador, puesto que beneficia también a campesinos, choferes, gremiales y otros que no reciben un salario mensual.

Ahora bien ¿dónde se centra el pedido de la COB? En el régimen semicontributivo (fondo solidario), porque algunos dirigentes pidieron, inicialmente, una pensión solidaria de Bs 8.000; luego pidieron tener una jubilación del 100%, financiada con el FS, y que el referente salarial se calcule con las últimas 24 boletas de pago, aunque éste haya tenido mucha fluctuación.

Con relación al financiamiento del FS, cabe señalar que el 52% proviene del aporte patronal solidario (53% del Estado y 47% del sector privado), 39% de los rendimientos, riesgos profesionales, entre otros, y únicamente el 9% del aporte solidario de los trabajadores. Lo interesante es que de este último porcentaje sólo el 3% proviene de los trabajadores afiliados a la COB. Al igual que usted estimado lector me pregunto ¿cómo es posible que la COB, con una participación del 3%, quiera decidir el futuro de la Ley de Pensiones? O,  ¿por qué la COB quiere hacerse cargo de la Gestora Pública, cuando la mayoría de asegurados del sistema de pensiones provienen de sectores no afiliados a su institución?

Entonces, podemos concluir, primero, que la solicitud pone en riesgo la sostenibilidad del sistema de pensiones puesto que los aportes al FS que realiza cada trabajador se acabarían en pocos años. En segundo lugar, no hay experiencias en países del mundo respecto a una jubilación con el 100%, y actualmente el referente salarial se calcula sobre los 24 últimos periodos, cuando no hay fluctuación de salarios como es el caso de los maestros, porque es un sector que tiene asegurado su salario desde que ingresan al Magisterio, algo que no ocurre con el salario de los mineros puesto que fluctúa según la cotización de los minerales.

Cuando la COB pide una jubilación del 100%, llama la atención de todos porque desde luego todas las personas queremos tener una vejez con el mayor ingreso posible; sin embargo, es menester y responsabilidad de todos nosotros entender el verdadero problema del conflicto y ser lo suficientemente coherentes para no poner en riesgo el sistema de pensiones.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia