Columnistas

Otra vez marzo*

Ya van 136 marzos de diluir la rabia en la esperanza de justicia. ¿Hasta cuándo tanto amartelo?

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Mansilla Torres

00:00 / 25 de febrero de 2015

La frase con la que se titula el presente artículo es de Marcelo Quiroga Santa Cruz, quien nació en marzo y así tituló su última novela. Es en marzo que la añoranza del mar nos lleva hasta la heroica dignidad de Eduardo Abaroa sobre el puente Topáter; credo e identidad que asumimos por la reintegración marítima. No se perdió el Litoral si sabemos dónde está.

El mar es un océano de agua llorada. Los poetas de Gesta Bárbara dimensionaron la ausencia: Hay días en que el mar nos falta como una madre… Sobre ese pie forjé una copla: Mar, qué ciencia incomprensible la de vivir sin tu aire, sin ti se da el imposible de estar naciendo sin madre.

Chile se opone a Bolivia a toda costa. Nos invadió en 1879 empujado por la voracidad anglosajona y nos arrebató, a horcajadas del guano, 120.000 kilómetros cuadrados de territorio con salitre, cobre y plata. Desde entonces conjugamos los verbos reclamar, clamar, amar… Mar.

El canciller Herraldo reincide hoy en la baladronada de aquel cónsul chileno, Abraham König, que el 13 de agosto de 1900 dijo en La Paz: “Que el Litoral es rico, lo sabíamos. Si nada valiera, no habría interés (…) Bolivia fue vencida. Tenía que pagar y nos cobramos con el Litoral (…) Chile ha ocupado el Litoral boliviano (…) y se apoderó de él. Nuestros derechos nacen de la victoria, ley suprema de las naciones”.

Si la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya quiere para el mes de mayo otras pruebas de la invasión, ahí tiene la infame declaración de König. Ese ucase del usurpador es uno de nuestros alegatos. La llamada Guerra del Pacífico fue la fuerza hecha razón, y el Tratado de Ancón, la razón deshecha a la fuerza.

Porque los bolivianos oscilamos entre el bien y el mar, lo de Calama fue calamidad y Antofagasta es siempre llantofagasta. Si esa vez vinieron por el guano, tal vez mascullen invadirnos en este siglo por el litio. Hagamos del salar nuestro Litoral.

Chile, Perú y Bolivia, encono sur. Ya van 136 marzos de diluir la rabia en la esperanza de justicia. ¿Hasta cuándo tanto amartelo? Ahora, por su vuelta al mar, Bolivia lanza un SOS en La Haya. Chile soslaya.

*A Carlos Mesa y Eduardo Rodríguez Veltzé, por nuestra razón.

Es periodista.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia