Editorial

Aberrante maltrato infantil

00:00 / 13 de julio de 2017

En diciembre del año pasado, la ciudadanía paceña quedó consternada por la muerte de Abigaíl, una pequeña de tan solo siete años que falleció como consecuencia de la última golpiza que habría recibido de manos de su madrastra, presuntamente con el consentimiento de su progenitor. Según se pudo constatar a partir de los hematomas en gran parte de su cuerpo y de fracturas en sus antebrazos de vieja data, este trato era algo corriente en su “hogar”.

Desde entonces, en el país se han cometido otros 20 infanticidios, y previsiblemente mucho más casos de maltrato infantil extremo, como el suscitado el pasado lunes en Viacha contra un niño de seis años y que acaba de salir a la luz pública. Producto de los golpes recibidos con una manguera y un cinturón de parte de su madrastra y de su progenitor, al igual como ocurrió con Abigaíl, este pequeño se encuentra internado en el Hospital del Niño con 25 días de impedimento.

Frente a esta pavorosa violencia infantil en demasiados hogares bolivianos, urge insistir en la imperiosa necesidad de emprender, en todo el país, campañas educativas orientadas a padres o tutores que se han criado en un entorno familiar de malos tratos, y que ven con normalidad a los castigos físicos extremos como una forma de educar a quienes están bajo su tutela.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia