Editorial

Agresiones de corte colonial

La Razón (Edición Impresa)

00:27 / 10 de agosto de 2016

El domingo 7 de agosto, un hombre vestido con polera blanca le dio una brutal golpiza al conserje del edificio donde vive, el Condominio Dos, ubicado en la ciudad de Santa Cruz. ¿Cuál fue el pecado del portero? No haber abierto la puerta con la “debida premura” exigida por el agresor. Algo totalmente comprensible si se toma en cuenta la hora en la que ocurrieron tales agresiones: en torno a las tres de la madrugada.

Este incidente salió a la luz luego de que la red ATB difundiese las imágenes de la golpiza registradas por la cámara de seguridad del mencionado condominio. Si bien las autoridades policiales señalaron que hasta el martes no habían recibido ninguna denuncia para investigar el hecho que aquí se comenta, es de esperar que esta agresión no quede en la impunidad, pues ello constituiría un pésimo precedente para la cruzada que el país ha emprendido hace varios años con el fin de erradicar acciones y actitudes no solo violentas, sino también de corte colonial, ejecutadas por individuos que se sienten con el derecho de agredir y humillar a quienes tienen la mala fortuna de ser sus subordinados o trabajar para ellos, reproduciendo comportamientos execrables de sociedades autoritarias que desconocen y atropellan abiertamente los derechos de los estratos menos favorecidos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia