Editorial

Ajustes a la norma

La falta de normas claras y medidas para hacerlas cumplir ha provocado desorden colectivo.

La Razón Digital

01:15 / 11 de agosto de 2016

El martes, el Concejo Municipal de La Paz aprobó una nueva ley en la que se introducen enmiendas y precisiones a la Ley 015, de Transporte y Tránsito Urbano. Aunque hasta ayer no había sido promulgada, el Secretario Municipal de Movilidad anunció que el lunes próximo la Guardia Municipal retomará el control en las calles y aplicará las nuevas directrices.

Según informó el Gobierno Autónomo Municipal, la nueva norma modifica aspectos sustanciales no solo de la citada norma, sino también de las leyes 018 y 149 (que ya introducían modificaciones a la primera) y de la Ley 167, de Control del Servicio de Transporte de Pasajeros. Son numerosos los cambios, pero al menos en la primera oleada informativa se hizo énfasis en la prohibición de dejar a menores de cinco años y animales encerrados en coches estacionados, medida que sin ser la más importante atrajo mayor atención entre las audiencias de los medios de comunicación del país y de los usuarios de redes sociales.

Otras modificaciones y precisiones introducidas a la Ley 015 se refieren al uso del espacio público, por ejemplo en lo concerniente al estacionamiento de vehículos en zonas prohibidas, así como en espacios destinados a la circulación de vehículos no motorizados (además de disposiciones para fomentar el uso de la bicicleta); respecto al comercio en automóviles estacionados en vías públicas; y la prohibición de estacionar para cargar y descargar en calzadas o aceras sin permiso expreso. Ciertamente es un reto grande el que asume la municipalidad, pues todas las nombradas son actividades cotidianas en las calles de la ciudad, y es evidente que la Guardia Municipal no puede darse abasto para sancionar tantas infracciones.

En la misma línea, se dispone que la Autoridad Municipal de Transporte y Tránsito Urbano (AMTT) debe proponer al Alcalde tarifas para el cobro del servicio en los estacionamientos públicos. Habría que agregar que se debe informar a la población sobre estos estacionamientos, allí donde los haya, y habilitar nuevos donde hagan falta.

Por otra parte, la mayoría de las enmiendas se refiere al control del servicio de transporte de pasajeros, pues el origen de esta norma modificatoria está en la constante negociación entre las autoridades locales y los gremios de transportistas, que exigieron reclasificar las faltas (leves, graves y gravísimas) y precisar los detalles que justifican la aplicación de sanciones.

Es evidente que la Alcaldía paceña ha hecho del tema tráfico y transporte una de sus prioridades (así como debería serlo dotarse de una Carta Orgánica aprobada, pero eso es tema para otro comentario), lo cual es bueno, pues la vida social en la ciudad transcurre mayormente en las calles, donde la falta de normas claras y medidas para hacerlas cumplir ha provocado una suerte de desorden colectivo que depaupera la calidad de vida. 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia