Editorial

¡Alasita, patrimonio cultural de La Paz

La Alasita nos recuerda que el bienestar no depende de las circunstancias ni de las posesiones.

La Razón (Edición Impresa)

00:15 / 24 de enero de 2018

Este año, con la declaratoria como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco, la feria de Alasita se inicia con nuevos bríos y actividades inéditas que apuntan a reforzar la identidad de esta manifestación cultural paceña, que en los últimos años se ha visto amenazada por la venta masiva de productos industriales procedentes principalmente de China.

Por caso, el gobierno municipal se ha propuesto mejorar la infraestructura y hacer más atractivas las instalaciones que acogen a esta feria en el Parque Urbano Central. Para ello, en coordinación con los artesanos, se han realizado arreglos en las jardineras, las rejas y los muros de los ingresos y el recorrido de la feria en general;  el cual contará por primera vez con banners informativos, paneles y esculturas sobre el significado de la Alasita. Por otro lado, además de mapas sobre los distintos sectores de la feria, se han colocado rampas para facilitar la circulación de personas con sillas de ruedas y los cochecitos de bebés, entre otras mejoras pensadas para guiar la visita de los convidados a esta celebración.

A su vez, el Ministerio de Culturas ha organizado una exposición itinerante de los periodiquitos de Alasita que se realizará en líneas de la empresa estatal Mi Teleférico hasta el 2 de febrero. El periodiquito de La Razón, además de estar disponible en los puestos de venta en el interior de la feria, estará presente en esta exposición, junto con las otras versiones que en los últimos años hemos publicado durante estas fechas, procurando encarar con un toque de humor y de ironía las noticias, la vida de los personajes, los problemas y los desafíos cotidianos del país en general y de la ciudad de La Paz en particular.   

Un ejercicio ciertamente estimulante, que nos proporciona el privilegio de poder participar en una de las manifestaciones más entrañables de la ciudad de La Paz; a tiempo de observar y enfrentar la realidad y el quehacer cotidiano de las noticias a través de una perspectiva diferente, más relejada y sin tantos prejuicios. Es decir, con una mirada cercana a la de los niños, que nos invita a disfrutar el ahora, observando el mundo con esperanza, con fe, con asombro, con fruición.

Y es que justamente una de las mayores virtudes de la Alasita es el recordarnos cada año —con artesanías, juegos, figuras de yeso, sueños y relatos— que el bienestar, en gran medida, no depende de las circunstancias ni de las posesiones, sino de la perspectiva; que las pequeñas satisfacciones pueden colmar nuestros corazones; que es feliz no quien tiene todo lo que quiere, sino el que quiere todo lo que tiene; que al final de cuentas todo es vanidad y que no hay mayor felicidad para el hombre que alegrarse en su trabajo y buscar el bienestar en medio de sus fatigas, y que esto es un don de Dios.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia