Editorial

Ancianos desprotegidos

El desamparo estatal y familiar que padecen los ancianos en el país es algo corriente.

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 25 de agosto de 2017

Mañana se conmemora en el país el Día del Adulto Mayor sin muchos motivos para celebrar, pues se trata de uno de los sectores más desprotegidos de la sociedad. En efecto, en Bolivia demasiados ancianos sufren maltratos de toda laya, cometidos principalmente por sus familiares cercanos, pero también por las autoridades encargadas de la burocracia estatal y de hacer respetar sus derechos.

De hecho, según un informe elaborado por el Centro de Orientación Socio Legal para Adultos Mayores (COSLAM), más de la mitad de las personas mayores de 60 años (aproximadamente 450.000, de acuerdo con estimaciones del INE) sufre diversos tipos de violencia: desde la falta de atención familiar, pasando por maltratos físicos y psicológicos, hasta el despojo de sus bienes (principalmente inmuebles y dinero) perpetrado generalmente por familiares cercanos: hijos, hermanos, nietos y sobrinos.

Y estas iniquidades no se limitan al entorno familiar, sino también a la Justicia, puesto que son muy pocos los casos de abuso remitidos a las autoridades policiales y judiciales correspondientes que quedan en la impunidad. Y es que, como bien se sabe, en Bolivia el sistema judicial solamente funciona para quienes cuentan con la paciencia y los recursos necesarios para hacer andar sus corroídos engranajes. De allí que la gran mayoría de los ancianos que optan por emprender acciones legales por los abusos cometidos en su contra abandonan los procesos con el tiempo.

Por otra parte, el desamparo del cual son víctimas también es algo bastante corriente en el país, al extremo de que cada día entre tres y cuatro ancianos son abandonados en hospitales de segundo nivel de la sede de gobierno, según datos de la Unidad del Adulto Mayor del Gobierno Municipal de La Paz. Y esta situación de desamparo, que los obliga a vivir en asilos públicos y privados, muchos de los cuales operan en pésimas condiciones, se repite en mayor o menor medida en el resto de las ciudades del país.

Se trata ciertamente de una lamentable realidad que debería generar vergüenza entre propios y extraños, con el fin último de impulsar acciones concretas contra los abusos y el abandono que sufren los adultos mayores en el país. Y es que, como bien reza un famoso refrán que se le atribuye a Gandhi, las sociedades pueden ser juzgadas según el trato que se le da a los sectores más vulnerables. Y evidentemente la sociedad boliviana no sale muy bien parada si se la mide con esta vara.

De allí la importancia de aprovechar fechas como las del sábado para generar una mayor consciencia respecto a los estereotipos negativos e ideas falsas acerca del envejecimiento que imperan en nuestra sociedad, lo que ha dado lugar a prácticas de discriminación contra los adultos mayores, así como trabas que les impiden contribuir a la vida social, económica, cultural y política del país.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia