Editorial

Angurria y vandalismo

Cada cierto tiempo estos ataques se repiten, pero con una violencia cada vez mayor

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

03:46 / 13 de junio de 2015

La desesperanza, la ira y el dolor embargan hoy a decenas de familias de El Alto, luego de que cientos de vándalos, acompañados y financiados por presuntos loteadores, destruyesen sus viviendas en Villa El Rosario el sábado anterior, junto con sus pertenencias; y en algunos casos hasta sus mascotas fueron asesinadas porque se negaron a abandonar lo que consideraban su hogar.

De acuerdo con el relato de los afectados, la madrugada del 6 de junio, al menos 500 antisociales ingresaron a su barrio con maquinaria pesada, armados de palos, dinamitas y gas pimienta, con el propósito de expulsarlos de sus viviendas, que primero fueron saqueadas antes de ser quemadas, unas, y demolidas, otras. Producto de este vandalismo cerca de 300 inmuebles fueron destruidos y al menos 200 personas resultaron heridas, muchas de ellas niñas, niños y mujeres.

No es la primera vez que ocurre un ataque de estas características en ese barrio alteño. Ese asentamiento comenzó a edificarse en 2007 y tres años después, en junio de 2010, el grupo se dividió. Un año más tarde, en julio de 2011, se produjo un primer enfrentamiento, con la aparición de varias personas que aseguraban ser los legítimos dueños de los lotes tomados. En octubre de 2013, aproximadamente 600 vándalos concurrieron de madrugada en ese mismo lugar con distintivos naranjas en el brazo, para, al igual que el sábado anterior, destruir viviendas y desalojar violentamente a sus ocupantes. En esa ocasión se registraron más de 50 heridos.

Según los vecinos de ese barrio, estos avasallamientos se han repetido en al menos cinco ocasiones, siendo el del sábado anterior uno de los más agresivos, de acuerdo con el testimonio de los afectados. Entre ellos, una madre soltera con cuatro hijos, quien asegura que su familia se quedó solo con la ropa que llevaba puesta, y es que hasta las libretas escolares de sus niños fueron quemadas.

Como es de suponer, detrás de estos actos vandálicos se encuentran intereses económicos de loteadores que, cada cual por su lado, se atribuye la propiedad de los predios en conflicto. En esta última ocasión los vecinos apuntaron a Gonzalo P. T. como el principal responsable, ya que supuestamente este hombre les habría vendido los terrenos en gestiones anteriores, pero al poco tiempo habría decidido desalojarlos por la fuerza ante su negativa de entregarle pagos adicionales. El año pasado salió a la luz el nombre de Rolando C. como el presunto responsable de los hechos de violencia.

Viene siendo hora de que las autoridades le pongan un alto a estos avasallamientos, que cada cierto tiempo se reeditan, pero con un grado de violencia cada vez mayor, generando pesar y mucho dolor a las familias de escasos recursos asentadas en Villa El Rosario, quienes, aseguran, han solicitado protección a las fuerzas del orden en reiteradas ocasiones sin que su clamor haya sido escuchado hasta ahora.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia