Editorial

Aniversario de la CIJ

Fundada en 1946, tras la II Guerra Mundial, la CIJ está fundada en la paz y la justicia.

La Razón (Edición Impresa)

05:26 / 25 de abril de 2016

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) cumplió 70 años de servicio con un enérgico llamado del secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, para que los Estados acaten sus fallos y se mantenga así la paz y la justicia, los dos principios que sustentan el derecho internacional moderno establecido tras la Segunda Guerra Mundial.

“Llamo a todos los Estados que no han aceptado su jurisdicción a hacerlo. También los insto a cumplir sus dictámenes. Resolver las disputas pacíficamente y de acuerdo con la ley internacional es más importante que nunca”, afirmó Ban en la ceremonia que tuvo lugar en Nueva York la pasada semana.

La exhortación del líder mundial emerge en momentos en los que Colombia se negó a aceptar la jurisdicción de la CIJ en la disputa que mantiene con Nicaragua. Bogotá asegura que la controversia aún está en la esfera bilateral.

El mensaje de Ban también recala cuando se escuchan voces de actores políticos orientados a restar el valor del tribunal, en cuanto su papel de administrador de justicia por encima de la simple administración del derecho internacional.

Es en este escenario que Bolivia tramita ante esta entidad global una demanda para que Chile negocie la restitución de su cualidad marítima y prepara otra querella para que esta misma Corte, la más importante del sistema de la Organización de Naciones Unidas (ONU), resuelva la controversia de las aguas del Silala.

Aún no se conoce la naturaleza exacta de esta demanda porque el Gobierno se dio dos años para acopiar antecedentes históricos y legales para demostrar que los manantiales del Silala no constituyen un río de curso sucesivo y que el usufructo que hace Chile de estos recursos es ilegal dado el sistema de canales artificiales que hacen posible que el agua, que nace en Bolivia, llegue al vecino país para favorecer a la minería.

El vicecanciller Juan Carlos Alurralde, en una entrevista que dio al programa Piedra, papel y tinta —que produce La Razón en asociación con Cadena A—, destacó que la cualidad principal de CIJ está vinculada a la igualdad de los países frente a los principios, pues ante el alto tribunal no existen países de primera o segunda.

La CIJ se fundó en 1946 al término de la Segunda Guerra Mundial y desde entonces la Corte radicada en La Haya (Holanda) emitió dictámenes “en casos tan diversos como disputas fronterizas en Sudamérica, la caza de ballenas en el Pacífico y la admisión de Estados a la ONU”, recordó Ban Ki-moon. Además, recientemente, Chile y Perú resolvieron un diferendo marítimo sobre la delimitación de aguas territoriales.

La celebración del aniversario de la CIJ llega, de este modo, en un momento de varias reflexiones, entre ellas la necesidad de mirar al planeta con un criterio de justicia para garantizar la paz.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia