Editorial

Anomia social

00:02 / 14 de agosto de 2015

El lunes, funcionarios del Gobierno Municipal de El Alto se dieron a la tarea de trasladar unas pocas cuadras la parada improvisada de buses del servicio interdepartamental que hasta la semana pasada funcionaba entre las calles 1 y 2 de Villa Bolívar, y que ahora opera entre las calles 4 y 6 del mismo barrio. Esto con el propósito de mejorar el flujo vehicular en las zonas adyacentes a la Ceja. Sin embargo, un grupo de comerciantes que instalaron sus negocios en inmediaciones de ese lugar se opuso al traslado, agrediendo, física y verbalmente, a cinco empleados municipales, amén de sustraer cinco conos que fueron puestos en la calle para evitar el estacionamiento de los buses.

Este tipo de comportamiento no debería pasar desapercibido en el país, pues pone en relieve síntomas de un fenómeno definido por los sociólogos como anomia social, y que se caracteriza por la falta de respeto de ciertos sectores de la población hacia las autoridades y hacia las normas, como consecuencia de la pérdida de valores dentro de la sociedad que deviene por diversas razones, entre otras, por la falta de figuras de autoridad dentro de las instituciones públicas y en los hogares que se ganen ese lugar con base en el respeto y la integridad y no en el temor ni las amenazas. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia