Editorial

Apoyo a emprendedores

Es posible combinar responsabilidad social con gestión exitosa de negocios

La Razón / La Paz

00:04 / 04 de junio de 2012

En varias ocasiones se ha reconocido a Bolivia como modelo de éxito en materia de pequeña y microempresa, pues desde hace más de dos décadas numerosas instituciones, algunas de las cuales han terminado convertidas en bancos, se dedican al fomento de estas iniciativas, que bien gestionadas tienden a crecer, multiplicando el número de personas que se benefician.

Una de esas instituciones, que nunca renunció a su carácter de organización no gubernamental (ONG), es la Incubadora de Microempresas Productivas (Impro), que hace 17 años se constituyó con $us 18 mil de capital y 20 familias de clientes, y actualmente administra un capital de $us 3 millones y tiene 2.500 clientes o unidades productivas en La Paz y El Alto. En rigor, Impro es una Institución Financiera de Desarrollo social (IFD) que otorga préstamos de carácter social destinados a sectores con pocas posibilidades de acceder al crédito. Ofrece dos tipos de programas: el primero corresponde a pequeños créditos de fomento y el segundo, a vivienda y mejoramiento del hábitat.

En el sector productivo se contemplan créditos dirigidos a carpintería, textiles, costura, zapatería, panadería y mecánica; los montos van desde $us 50 hasta $us 1.000. Los préstamos para el sector de servicio y comercio están disponibles para tiendas, quioscos, pensiones, dulceras y transportistas. Para estas actividades los créditos llegan hasta los $us 600. En educación y salud los préstamos son para tratamiento y estudios; el monto también llega a $us 600. Las tasas de interés oscilan, dependiendo del rubro, entre 1,5% y 1,65%.

En el programa de vivienda y mejoramiento del hábitat se presta recursos para refacción, anticrético y construcción. En el caso de refacción, ampliación, instalación de agua, luz, alcantarillado y saneamiento básico, el crédito alcanza a $us 800; en el caso de los créditos para el anticrético, Impro entrega hasta $us 2.000 al propietario de un inmueble por un periodo de tiempo determinado. Finalmente, en la construcción de pequeñas viviendas populares, otorgan préstamos de hasta $us 4.000 a una tasa de 1,4% de interés.

Tal vez una de las mejores muestras del éxito de esta “incubadora” de proyectos productivos (así llamada porque su labor se limita a dar viabilidad a las empresas en sus primeros meses de vida) está en su indicador de mora, que actualmente llega al 0,5%, señal de que quienes acceden a los créditos no sólo son responsables de sus obligaciones, sino que además pueden hacer frente a los pagos comprometidos.

Se trata, pues, de un buen ejemplo de que es posible combinar responsabilidad social con gestión exitosa de negocios, condiciones ambas que están en la base de este tipo de desarrollo económico, que no por ser de escala mínima es menos importante, especialmente para las familias que se benefician de este tipo de emprendimientos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia