Editorial

Apuesta multilateral

La Celac busca discutir los asuntos hemisféricos lejos de la influencia de EEUU

La Razón

01:00 / 07 de diciembre de 2011

El sábado 3 de diciembre ha nacido en Venezuela la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que agrupa a 33 naciones y que por su composición es equivalente a la Organización de Estados Americanos (OEA), sólo que excluye a EEUU y Canadá. Se trata de una nueva apuesta por el multilateralismo pero en un marco de dignidad renovada.En efecto, si bien la Celac no se propone reemplazar a la OEA, y prueba de ello es que Bolivia, entusiasta impulsor de la nueva comunidad de Estados, será sede el próximo año de la Asamblea del organismo interamericano, su existencia y objetivos son la evidencia de que se busca discutir los asuntos hemisféricos lejos de la influencia de EEUU; lo que tampoco significa que sea un organismo dirigido contra el país del norte, pues su propia composición lo haría imposible.

Asimismo, la Celac no se propone entrar en competencia con la Unasur, el Alba, el Mercosur o cualquier otro bloque regional. Su dimensión continental es capaz de abarcar a estos grupos y por esta razón también tiene objetivos políticos y económicos similares, pero también mayores. En ese sentido, sí es previsible que la Comunidad siga vaciando de contenido concreto a la OEA.

Tampoco puede ser considerada una iniciativa de exclusiva legitimación de los regímenes llamados progresistas, de ahí que la primera Secretaría Pro témpore haya sido encomendada al presidente de Chile, Sebastián Piñera, quien tiene en sus manos el reto de dar vida a una nueva institucionalidad, a tiempo de homologar su influencia continental con la de su compatriota y secretario General de la OEA, José Miguel Insulza.

Otro rasgo distintivo de la naciente organización de Estados es que, al menos por ahora, mientras se termine de diseñar el mecanismo de toma de decisiones, las determinaciones se adoptarán por consenso, lo que de hecho impedirá posibles fisuras o divisiones cuando de asuntos polémicos se trate, pero al mismo tiempo podría mermar la efectividad del grupo si es que resultase imposible encontrar acuerdos satisfactorios para todos los Estados miembro.

Por ahora, la Celac tiene la declaración de Caracas, aprobada por unanimidad el sábado en la segunda jornada de reuniones, en la que Bolivia ha merecido un importante respaldo a su más que centenaria demanda marítima y a su defensa del acullicu de la hoja de coca, y en la que se establece que la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo es tarea común de todos los miembros del grupo; pero sobre todo tiene un plan de acción para el próximo año, cuyo cumplimiento será la prueba o no de la viabilidad de la iniciativa.

Asistimos, pues, al nacimiento de un organismo que así como es otra forma más de reunirse y discutir en un mundo multipolar que se encuentra en plena reformulación, puede hacer posible una nueva presencia americana en el concierto global.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia