Editorial

Archivos desclasificados

Esta medida de la Cancillería marca el camino a otros ministerios y en especial a las FFAA.

La Razón (Edición Impresa)

00:26 / 24 de noviembre de 2016

El lunes, el Ministerio de Relaciones Exteriores del país anunció la desclasificación de sus archivos correspondientes a la época de dictaduras entre 1966 y 1979, con el objetivo, según dijo el canciller, David Choquehuanca, de permitir que los familiares de los muertos y desaparecidos de la época puedan tener pistas sobre esos crímenes. Se trata de un paso histórico.

Para el efecto, a partir de 2011 la Cancillería compiló decenas de documentos de la correspondencia diplomática, desde los gobiernos de René Barrientos y Alfredo Ovando hasta el de Lydia Gueiler, que fue precedido por los 16 días del golpe de Alberto Natusch, logrando recopilar información en más de 300 hojas, que podría ser ampliada cuando las diferentes delegaciones bolivianas en el exterior encuentren y envíen a La Paz la correspondencia del régimen de Luis García Meza.

Los archivos abarcan sobre todo las acciones diplomáticas del gobierno dictatorial de Hugo Banzer Suárez (1971-1978), que fue parte del Plan Cóndor (una operación coordinada por militares de los países del cono sur para eliminar a los dirigentes de izquierda), así como los archivos del gobierno de René Barrientos, bajo cuyo mandato se produjo la aniquilación de la guerrilla dirigida por Ernesto Che Guevara, quien fue ejecutado el 9 de octubre de 1967.

En el acto de entrega de los archivos desclasificados, el Canciller declaró que esta decisión fue asumida para “recuperar la memoria histórica de los acontecimientos suscitados en el periodo de las dictaduras”, y develar cómo actuaban los diplomáticos de entonces, agregando que las nuevas generaciones deben saber cómo fueron esos tiempos y que es necesario reescribir la historia y develar “el método de la masacre que fue utilizado sistemáticamente para imponer y dominar a los pueblos de nuestra región”. Finalmente instó a sus colegas de otros ministerios a que también busquen y desclasifiquen los documentos de las dictaduras.

Uno de los primeros hallazgos fruto de esta investigación es que el sacerdote jesuita Luis Espinal, asesinado pocos meses antes del golpe de García Meza en 1980, ya era objeto de seguimiento por parte de la inteligencia del régimen banzerista desde 1972. Asimismo se halló que además de Espinal otros sacerdotes fueron investigados, y que muchas personas que escaparon de Bolivia o que fueron exiliadas eran vigiladas en sus países de acogida por los diplomáticos bolivianos.

Si bien esta medida —que ha sido erróneamente catalogada por algunos opositores al Gobierno como un acto distractivo ante la escasez de agua en La Paz— marca el camino para otros ministerios y en especial para las Fuerzas Armadas, es apenas el inicio de un largo proceso, que debiera incluir la creación de una Comisión de la Verdad, capaz de estudiar esos y otros documentos con el fin de dar paso a la justicia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia