Editorial

Atentados en Bruselas

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

01:04 / 23 de marzo de 2016

Bélgica ha hecho de la convivencia pacífica entre sus habitantes y los países vecinos una de sus mayores virtudes. Peculiaridad que por ejemplo se traduce en una vida apacible y tranquila con puertas abiertas, bicicletas sin candados, paseos a altas horas de la noche y otros factores que ha llevado a los turistas a definir al país belga como “un lugar en el que nunca pasa nada malo”.

Sin embargo, en tan solo pocas horas, esa idílica convivencia se ha visto profundamente perturbada, como consecuencia de los dos atentados que ocurrieron de manera simultánea ayer en la capital de la nación europea, Bruselas, uno en el aeropuerto de Zaventem, uno de los más concurridos de Europa, y el otro en una céntrica estación de metro, muy cerca de donde se asientan las instituciones europeas. Estos ataques han causado la muerte de al menos 34 personas, y han dejado gravemente heridas a más de 200.

Además de un inmenso pesar entre las familias afectadas, estos terribles atentados, cuya autoría fue reivindicada por los terroristas del Estado Islámico, abre las puertas a sentimientos hasta ahora poco extendidos en Bélgica: el miedo y el rencor, sentimientos capaces de frustrar muchos proyectos, pero también sueños, vidas e ilusiones. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia