Editorial

Ausencia de cultura vial

La Razón (Edición Impresa)

00:15 / 10 de junio de 2017

En El Alto hay un automóvil por cada nueve personas, la mayor parte de ellos son de transporte de pasajeros; desplazarse dentro de la urbe puede tomar hasta media hora, y hasta La Paz, hora y media, siempre y cuando no haya fiestas en las calles, marchas de protesta o bloqueos. Lo habitual es culpar de este estado de cosas a los choferes, transportistas y a las autoridades municipales; sin embargo, es evidente que la población en general tiene igual carga de culpa en el caótico tráfico urbano.

Piénsese por ejemplo que el uso de la bocina, repudiado en la mayoría de los contextos urbanos, es demandado en El Alto por los peatones, pues consideran que ese es el mejor método de evitar ser atropellados. De ahí en más, la práctica cotidiana de las y los alteños parece desafiar todas las convenciones sobre el modo de comportarse en las calles.

El Gobierno Municipal de El Alto anunció que está implementando una serie de medidas para ordenar el caótico tráfico urbano. Es deseable que, en ese contexto, se piense en una estrategia educativa tan intensa como prolongada, pues de lo contrario cualquier intento de imponer el orden (incluso apelando al uso de la fuerza de ley) corre el riesgo de fracasar, como sucede también en varias otras ciudades del país, incluyendo a la sede de gobierno.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia