Editorial

Aviones de la FAB

Se estima que otras cuatro avionetas de entrenamiento estarán listas a fines de año.

La Razón (Edición Impresa)

00:07 / 02 de enero de 2014

Después de más de 20 años de esfuerzos fallidos, la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) ha logrado ensamblar sus dos primeras avionetas de entrenamiento en la ciudad de Santa Cruz. Este montaje, realizado por 26 técnicos bolivianos con el apoyo de expertos estadounidenses, representa un importante avance hacia la apropiación de la tecnología aeronáutica en el país.

En 1993 la FAB asumió el reto de diseñar y fabricar un aparato de entrenamiento propio, con el nombre de Huayna FAB–X02. Sin embargo, este emprendimiento dio como resultado solamente un prototipo que nunca fue ensamblado. Dos décadas después, con un presupuesto de $us 700.000, este proyecto cobró nuevos bríos, gracias a la implementación del Centro de Industria y Tecnología Aeroespacial (CITA), cuyos laboratorios están instalados en un hangar del aeropuerto El Trompillo.

Allí, vieron la luz hace pocos días los aviones Gavilán y Tiluchi, que además de entrenamientos permiten realizar acrobacias. Ambos, de color verde opaco, con capacidad para cuatro y dos personas, respectivamente, realizaron vuelos de adiestramiento durante más de 15 horas con buenos resultados. Se estima que otras cuatro avionetas estarán listas a fines de año. Si bien el motor de las aeronaves es estadounidense, el resto del equipo y el fuselaje fueron elaborados en el país. Lo que constituye un primer paso hacia la construcción de avionetas totalmente bolivianas.

En los últimos meses, las diferentes reparticiones de las fuerzas del orden han llamado la atención de la opinión pública, pero no precisamente por noticias positivas, sino por hechos negativos, como la existencia de maltratos, torturas y prácticas negligentes dentro y fuera de los cuarteles, que incluso han derivado en la muerte de varios conscriptos (28 en recintos militares y policiales).

De allí que este proyecto sirva de cierta manera para revalorizar el rol de los militares y policías, llamados no solamente a resguardar la seguridad y la integridad nacional, sino también a contribuir con el desarrollo nacional y el conocimiento, máxime tomando en cuenta la gran cantidad de recursos que reciben cada año del erario nacional para su sustento.

Cabe resaltar en este sentido el énfasis puesto por la FAB en este emprendimiento, orientado a dar un salto cualitativo en cuanto a tecnología aeronáutica se refiere, a través de la investigación y la formación de profesionales bolivianos. Sin duda, una visión mucho más efectiva para la seguridad y el progreso nacional que la de formar militares por medio de maltratos y ejercicios extremos, dejando de lado valores éticos y el respeto hacia los derechos humanos.Formación retrógrada que, dicho sea de paso, solamente contribuye a reproducir la violencia dentro y fuera de los cuarteles, así como los hechos de corrupción y oportunismo en diferentes esferas de poder.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia