Editorial

Balotaje en Ecuador

El miedo y la indignación son tan malos consejeros como motivadores del voto

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 02 de abril de 2017

El pueblo ecuatoriano asiste hoy a las urnas para elegir, en segunda vuelta, a su próximo presidente; compiten el oficialista Lenin Moreno y el opositor Guillermo Lasso. De los resultados podrá inferirse si el llamado “ciclo progresista” en el continente está o no de retirada, pero también arrojarán alguna lección sobre la forma de conservar la salud de la democracia.

En efecto, el balotaje se realiza luego de una intensa campaña de ambos candidatos y sus respectivos partidos (además de las otras fuerzas políticas que decidieron apoyar a uno y otro luego de la primera vuelta), en las que se hizo evidente la intención del opositor por polarizar al electorado y, sobre todo, sembrar dudas sobre la imparcialidad del árbitro electoral. De ahí los constantes llamados a que la gente salga a las calles “a defender su voto” hoy durante y después del verificativo.

Al respecto, una ciudadana en Quito señalaba días atrás a la agencia de noticias AFP que “no sabemos a quién creerle; nos dicen que si seguimos con Correa vamos a ser venezolanos, y que si nos cambiamos a Lasso, vamos a ser Argentina”, lo que da cuenta del estado de crispación al que pueden llegar los estrategas de campaña, que en anteriores ocasiones ya han demostrado que el miedo y la indignación son tan malos consejeros como motivadores del voto.

A su vez, el candidato oficialista no solo se mostró confiado en su ventaja electoral (dependiendo de cuál sea la fuente, las encuestas le daban, hasta el miércoles, entre 4 y 14 puntos porcentuales de diferencia sobre su contrincante), sino también más abierto a la inversión privada, al extremo que durante la semana pasada se reunió con inversores extranjeros en prácticamente todos los rubros productivos para proponerles invertir miles de millones de dólares en Ecuador.

Los debates electorales, que suelen ser un buen espacio para que la población conozca con más detalle no solo las propuestas de campaña, sino sobre todo el modo en que los líderes pretenden hacerlas realidad, fueron el gran ausente en el proceso, dado que en diversas ocasiones ambos candidatos, dependiendo de quién organizaba el acto, rehusaron participar.

En el campo de las propuestas más llamativas, además de la ya anunciada apertura del oficialista a la inversión extranjera directa, también destaca la hecha por el candidato opositor, quien afirmó estar dispuesto a convocar a una Asamblea Constituyente para hacer cambios parciales a la Constitución Política. Asimismo, y previsiblemente, ambos prometen una dura lucha contra la corrupción, sombra que cubre a todos los gobiernos de Sudamérica.

Es, pues, una elección importante no solo para Ecuador (y su gobernabilidad, que se verá comprometida sea cual fuere el resultado), sino también para toda la región, que al parecer está virando hacia la derecha, con todo lo que ello significa para la vigencia de los derechos sociales.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia