Editorial

Bares y estudiantes

La Policía y la Alcaldía siguen sin resolver un problema que afecta a la población alteña

La Razón / La Paz

01:11 / 14 de junio de 2012

No es frecuente que los estudiantes se movilicen y organicen manifestaciones en contra de los centros de diversión. Sin embargo, el martes, en El Alto un numeroso grupo de estudiantes de secundaria no sólo protestó en las calles contra bares y lenocinios, sino que la movilización derivó en actos de violencia que hablan mal de las y los jóvenes movilizados.

En efecto, con el objetivo de exigir mayor seguridad para los colegiales que asisten a unidades educativas próximas a lugares donde se comercializan bebidas alcohólicas, decenas de jóvenes y adolescentes partieron en ruidosa marcha desde la Cruz Papal hasta la avenida Tiwanaku, donde se sabe que operan bares y lenocinios, tanto legales como ilegales.

Las razones que sustentaron la protesta se resumen en la denuncia de los líderes de la movilización, quienes afirmaron que, particularmente en las zonas en las que coexisten bares con unidades educativas, ebrios acosan a las chicas, roban sus celulares y hasta les quitan sus recreos. Es probable que la realidad sea incluso peor.

Con estos argumentos, sumados a pasadas movilizaciones organizadas por las juntas vecinales por similares razones, está claro que uno de los problemas de mayor preocupación para la población alteña está en el consumo de alcohol y los males asociados a éste, fundamentalmente la delincuencia y las violencias pública y doméstica.

Lo irónico es que tanto en las movilizaciones de las juntas vecinales como en la de estudiantes del martes, el componente principal no fueron los argumentos empleados o siquiera consignas que dejan alguna idea para reflexionar o debatir, sino la violencia como herramienta para disuadir a los propietarios de locales de cambiar de actividad o suspenderla; quienes, a su vez, aparte de lamentar las pérdidas causadas por daños a las fachadas de sus edificios o el mobiliario, ignoran la presión social, probablemente porque sus beneficios justifican semejante actitud.

En el caso del martes, las y los jóvenes movilizados se trasladaron a una peña señalada por un dirigente de la Federación de Estudiantes de Secundaria (FES) de El Alto como ilegal e intentaron tomar el local haciendo uso de la violencia, lo que provocó una actitud de defensa, también violenta, de parte de los trabajadores.

Lo más lamentable de todo, además de la mala actitud de los estudiantes que así han demostrado estar mejor preparados para repartir golpes y emplear petardos que para el diálogo y la deliberación, es que tanto la Policía como el Gobierno Municipal siguen haciendo la vista gorda ante un problema que afecta a la población de El Alto, y más pronto que tarde puede provocar una verdadera desgracia, pues tanto propietarios y trabajadores de los locales, como quienes se oponen a ellos, hace tiempo que han perdido la mesura.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia