Editorial

Bolivia y Chile

Carlos Mesa se  ha propuesto llegar a un sector amplio de la sociedad chilena

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

02:15 / 07 de febrero de 2015

El mensaje optimista fue enviado en un momento altamente mediatizado por autoridades chilenas. El expresidente Carlos Mesa, portavoz de la demanda marítima boliviana, aseguró que “con mucho respeto” tocará las puertas de la sociedad del vecino país; anticipó así que La Paz y Santiago estarían en los umbrales de una nueva y “constructiva” relación.

Es muy posible que el exmandatario boliviano haya querido responder de inmediato a las declaraciones de Heraldo Muñoz, quien le negó cualquier acercamiento gubernamental, pero optó por dejar las cosas a la altura del Canciller chileno. El silencio en diplomacia siempre es una poderosa señal, dice bien un consejo que se escucha en pasillos de las academias de política internacional.

También es sabido que los mensajes estridentes se suelen amplificar cuando se busca un efecto en las sociedades. El de Muñoz ha sido una señal, según dijo, de “tranquilidad” y, al mismo tiempo, para llamar a la unidad de su país frente a la demanda planteada por Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Al respecto, Carlos Mesa ha dicho que sabe que en Chile hay quienes apoyan las razones que tuvo Bolivia para iniciar este proceso legal, pero también que hay otros que no comparten la demanda. El portavoz boliviano, que no ha previsto reunirse con autoridades chilenas, no ve razones para que otros sectores de la sociedad se nieguen a recibirlo, y así suscribió las palabras del presidente Evo Morales a propósito del posicionamiento mediático chileno: “Quien rechaza el diálogo, quiere decir que no tiene razón, no tiene argumentos (y) sabe que en el diálogo va a perder”. Es más, la perspectiva del expresidente boliviano es otra, máxime si se toma en cuenta que la mandataria del país vecino, Michelle Bachelet, pidió una conversación privada a su colega Evo Morales tras la más reciente cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). La idea es retomar la agenda común.

“La lógica de que vamos a estar separados indefinidamente se terminó. Mi impresión es que estamos en los umbrales de una nueva relación constructiva entre Bolivia y Chile”, comentó Mesa el jueves en un breve contacto con periodistas.

Sin embargo, tampoco hay que cerrarse a otras realidades. Chile frenó momentáneamente el fondo del proceso planteado por Bolivia con la impugnación de competencia a la CIJ. Al mismo tiempo, y es el argumento al que apelan las autoridades del país trasandino, la tendencia de ciudadanos chilenos que apoyan la demanda boliviana se redujo hasta el 8%, según los resultados de la Encuesta Nacional Bicentenario de 2014, elaborada por la Universidad Católica de Chile y la empresa Adimark.

En este escenario, Carlos Mesa viajará a Chile, donde debería tener la oportunidad de decir que Bolivia no pretende vulnerar ningún tratado y menos el de 1904.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia