Editorial

Bolivia en el mundo

Hay una elevada expectativa internacional sobre la política exterior de Bolivia

La Razón (Edición Impresa) / La Razón / La Paz

23:25 / 05 de mayo de 2017

El país está asumiendo responsabilidades en importantes instituciones que velan por la gobernanza mundial y regional. Es una oportunidad para abogar por la soberanía de los pueblos y una resolución multilateral de los conflictos; pero también por el respeto de la diversidad, los derechos humanos y el diálogo como instrumento para resolver cualquier diferencia.

Desde inicios de año, Bolivia es uno de los miembros no permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, órgano multilateral fundamental en la tarea de velar por la paz y la estabilidad a nivel global. El país también ha asumido por tres meses la presidencia del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Paralelamente se está acrecentando el protagonismo de la diplomacia boliviana en diversos foros y espacios internacionales.

Este activismo diplomático coincide con una coyuntura internacional muy delicada. La guerra civil siria sigue sin resolverse y la tensión crece en torno a Corea del Norte. Por otra parte, hay situaciones en América Latina que están llamando la atención de la comunidad internacional, como el conflicto político venezolano o la sostenibilidad del proceso de paz en Colombia.

Por estas razones, la voz y las posiciones de Bolivia son relevantes, y hay una mayor expectativa internacional sobre los contenidos de su política exterior. Incluso en ciertos casos el país tiene posibilidades y capacidades de influencia importantes para acompañar a pueblos hermanos en la búsqueda de soluciones pacíficas y dialogadas a sus controversias internas.

La actual política exterior boliviana reivindica el respeto a la soberanía de los pueblos, el rechazo a las intervenciones unilaterales de las grandes potencias y la preponderancia de los mecanismos multilaterales como espacios para el diálogo, la resolución de conflictos entre naciones y la colaboración a los países para que solucionen pacíficamente sus problemas. Estas son orientaciones que se deben valorar y seguir alentando.

Frente a situaciones de conflicto cada vez más complejas, las anteriores directrices podrían ser fortalecidas con una acción y un discurso que reivindique el respeto a la diversidad social y de ideas que suele existir al interior de cualquier sociedad, de los derechos humanos y del diálogo para la paz. Valores que están en el corazón de la Constitución Política vigente en el país desde 2009.

De igual manera hay que recordar que los actores sociales y políticos bolivianos han logrado, en ciertos momentos difíciles de la historia reciente, encontrar vías dialogadas y pacíficas para resolver sus diferencias, varias veces con el acompañamiento respetuoso y equilibrado de la comunidad internacional. Esta experiencia debería inspirar la acción diplomática de solidaridad y colaboración de Bolivia a países que enfrentan parecidos desafíos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia