Editorial

Bolivia al 2025

Transitar hacia una economía menos dependiente de las materias primas no será tarea sencilla

La Razón / La Paz

00:13 / 01 de agosto de 2013

En enero, el Presidente del Estado dio a conocer la Agenda Patriótica 2025. Esta propuesta de largo plazo, que cuenta con 13 pilares, propone un nuevo modelo de sociedad, economía y Estado. A pocos días de celebrar una nueva efeméride nacional, en esta ocasión se espera una evaluación del trabajo desarrollado hasta ahora por el Delegado Presidencial para la Agenda.

El plan gubernamental cubre los temas más importantes para el país, y cada pilar contempla una serie de indicadores con los cuales se evaluarán los logros al 2025. La agenda es amplia y ambiciosa  (tal como debe ser una visión país de largo plazo) y propone, primero que nada, una nación sin pobreza extrema; un país soberano en lo productivo; un reencuentro con nuestro mar; y un país industrializado, menos dependiente de la explotación de hidrocarburos y minerales.

Cabe destacar que este último punto expresa un anhelo histórico de las mentes más brillantes del país, desde Carlos Montenegro hasta Sergio Almaraz. Si bien es muy incierto intentar hacer predicciones en un plazo tan largo, probablemente la reducción de la dependencia económica sobre nuestras materias primas sea la propuesta de cambio estructural más radical de la Agenda Patriótica en materia económica.

La propuesta no puede venir en un momento más pertinente, puesto que diversos análisis, a nivel nacional e internacional, ya empiezan a mostrar señales de que el auge de los altos precios de las materias primas se está acabando; pues, a la crisis financiera que tiene en vilo a Europa y EEUU se le suma una desaceleración de la economía china, cuyo desempeño económico fue —en gran parte— el que sostuvo los altos precios de las materias primas exportadas por América Latina.

Ahora bien, transitar hacia una economía menos dependiente de la explotación de materias primas no será tarea sencilla. Se requieren fuertes inversiones en producción industrial, que se deben financiar, justamente, con los excedentes generados por hidrocarburos y minería.

En este escenario ya se vislumbran algunos avances realizados por el Gobierno, por ejemplo la construcción de una planta separadora de líquidos. Sin embargo, en otros sectores los tropiezos han entorpecido el avance de proyectos importantes, como el Mutún. Asimismo, quedan aspectos importantes por aclarar para conocer en qué condiciones el país empezará a recibir beneficios tangibles en proyectos como el aprovechamiento del litio potosino.

Además de estos megaproyectos liderados por el Estado, también es pertinente pensar en la industrialización de otros sectores como el de alimentos. Un rubro clave para garantizar la soberanía productiva del país, y que eventualmente podría convertirse en una importante fuente de divisas, si lográsemos la capacidad para que este rubro coloque a Bolivia en un lugar estratégico dentro de América Latina.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia