Editorial

Bolsas chinas

Es evidente que la globalización del capital ha puesto nuevamente en vilo al planeta

La Razón (Edición Impresa) / Editorial

00:00 / 31 de agosto de 2015

Nuevamente China fue noticia en días pasados, pero esta vez no por la devaluación de su moneda o un recorte en su tasa de crecimiento, sino por el desplome de las bolsas de valores en las que cotizan las principales empresas del país asiático. Por caso, el pasado lunes, el ruedo de Shanghái mostraba al cierre de negociaciones una caída del 9% en el precio de las acciones.

Las jornadas posteriores hasta finalizar la semana se caracterizaron por sesiones bastante turbulentas, con alzas y bajas en el índice compuesto de precios de las acciones, que pusieron nerviosos a los inversionistas. Previsiblemente, las réplicas se dejaron sentir por todo el ámbito financiero del orbe, hasta llegar por contagio a Wall Street. Acto seguido, las cotizaciones de las materias primas se contrajeron abruptamente; los minerales, alimentos y el barril de petróleo alcanzaron los precios más bajos de los últimos seis años, y con tendencia incierta, por no decir a la baja.

Esta nueva situación lleva a muchas interrogantes respecto al futuro económico de China, que lógicamente afecta de manera directa a la economía mundial. Es en este sentido que quedan muchas interrogantes por plantear respecto al liderazgo, la potencia y el motor económico del orden mundial, máxime tomando en cuenta que otros países emergentes como Brasil, Rusia, India y Sudáfrica también están atravesando serias dificultades políticas y financieras, sin mencionar por supuesto a Europa o Estados Unidos.

El descubrir cuáles fueron las causas para que de una semana a otra los mercados de capitales chinos se contraigan seguramente será tema de muchos análisis, investigaciones, tesis y algunas especulaciones. Debate que estará a cargo de los académicos, e incluso quizás alguno de ellos logre articular una explicación coherente e ingeniosa, con la que podría volverse acreedor del premio Nobel en Economía. Sin embargo, los efectos aquí y ahora son los relevantes de cuantificar, porque aquí y ahora se va perdiendo empleos, ingresos, riqueza, mercados; en resumidas cuentas, bienestar de la población mundial.

Ante estos hechos, es evidente que la globalización del capital ha puesto nuevamente en vilo al planeta, y nuevamente los mecanismos de alerta temprana no funcionaron. Entretanto, los grandes especuladores se esfumaron impunemente, haciendo perder miles de millones de dólares de ahorristas o futuros jubilados en Beijing, Nueva York, Berlín, Sao Paulo, Buenos Aires y ojalá no en La Paz o Tiraque.

Con este suceso ha quedado demostrado, una vez más, que la vorágine del capital y la tendencia a obtener ganancias rápidas y sin escrúpulos puede permear hasta la economía más planificada del mundo. Menos mal que al finalizar la semana los mercados se calmaron y las aguas financieras estuvieron menos agitadas, pero ojo con el siguiente turbión.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia