Editorial

Bomberos a la deriva

Si esto pasa en la sede de gobierno, mejor ni preguntar qué ocurre en el resto de las ciudades

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:20 / 31 de diciembre de 2015

El incendio de un inmueble ubicado en una calle comercial de la ciudad de La Paz, el sábado, puso en evidencia las deficiencias y carencias de la Unidad de Bomberos de la sede de gobierno. Hecho que no sorprende, pues justamente es en las crisis y emergencias cuando salen a la luz las fortalezas y debilidades de una institución, sea ésta privada o estatal.

Según los vecinos, el siniestro se inició a las 10.30, y los bomberos llegaron 45 minutos después, cuando el fuego ya se había propagado. Ya en el lugar, necesitaron tres horas para sofocar el incendio. Si bien en esta ocasión el retraso se debió en gran medida a que el incidente tuvo lugar en una zona comercial de difícil acceso, más congestionada de lo normal por los vendedores que toman las calles durante las fiestas de fin de año, es de conocimiento público que los bomberos no se caracterizan precisamente por su capacidad para reaccionar con premura; algo esencial, pues se sabe que los primeros minutos son claves para evitar que un incendio se expanda.

Esta deficiencia deviene en parte por la falta de un sistema que garantice la inmediata comunicación entre la sociedad y las unidades de emergencia. Por caso, cuando se llama al 110 o al 119, muchas veces no contestan, pues ambas líneas forman parte de una misma red telefónica que suele estar está congestionada, y la población desconoce los números alternativos. Por otra parte, a diferencia de otras urbes en las que existen varias unidades diseminadas por toda la ciudad, en La Paz hay solamente dos cuarteles de bomberos, concentración que disminuye considerablemente su capacidad de reacción.

En cuanto al elevado número de horas que por lo general necesitan para apagar incendios de consideración, esto se debe a la falta de equipos y condiciones necesarias. Y es que lamentablemente Bolivia es uno de los pocos países de la región que no cuenta con una institución especializada en la formación de bomberos, ni con los implementos básicos para servir eficientemente a la sociedad.

Por ejemplo, además de carros con todas las de la ley (la sede de gobierno cuenta únicamente con una camioneta adaptada con una bomba de 200 litros de agua de capacidad, un carro de bomberos de 1994 que carece de escalera, y unos cuantos vehículos de apoyo), los bomberos de La Paz necesitan camillas, trajes de protección personal y equipos para el empleo de materiales peligrosos y sustancias químicas. Y si esto pasa en la sede de gobierno, mejor ni preguntar qué ocurre en el resto de las ciudades del país.

No queda sino hacer votos desde éste y otros espacios para que se solucionen estas carencias cuanto antes, a fin de garantizar una mejor respuesta de parte de los bomberos, a tiempo de precautelar la vida y la salud de los policías y voluntarios que se dedican a tan encomiable labor.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia