Editorial

Bosques y desarrollo

Los árboles son una defensa contra la pérdida de biodiversidad, el viento y la erosión

La Razón / La Paz

01:12 / 17 de diciembre de 2011

El último informe sobre Desarrollo Humano de la ONU (Sostenibilidad y Equidad) destaca los progresos que se han presentado en el país en cuanto al desarrollo humano y la disminución de la pobreza. Sin embargo, la representante del PNUD en Bolivia advirtió que estos avances pueden ser afectados por la deforestación de bosques y otros riesgos que afectan al medio ambiente.

Este estudio analiza la relación entre la sostenibilidad ambiental y la equidad (entendida como “justicia social y mayor acceso a mejor calidad de vida”), y concluye que ambos factores son esenciales para garantizar y ampliar los derechos y la dignidad de las personas, tanto de esta generación como de las futuras. Con relación a la pobreza, el PNUD realizó investigaciones en siete países (Bolivia, Colombia, Jordania, Kenya, Lesotho, Madagascar y Nigeria) empleando para ello el Índice de Pobreza Multidimensional (IPM).

Este índice mide las carencias más significativas “en las dimensiones de salud, educación y niveles de vida y examina tanto el número de personas desfavorecidas como la profundidad de sus privaciones”; es decir, que calcula la cantidad de personas que viven en la pobreza y a la vez la cantidad         de privaciones que éstas padecen.

Los resultados dan cuenta de que la pobreza disminuyó en todos estos países; pero en términos absolutos, la reducción fue más acelerada en Bolivia, Nigeria y Lesotho, esto es en el número de pobres; por otro lado, las reducciones porcentuales fueron mayores en Bolivia, Colombia y Jordania. En esta categoría, una baja de pobreza implica “que las reducciones pequeñas se traducen en descensos relativamente grandes”.

Al respecto, la coordinadora residente del PNUD en Bolivia resaltó el avance en educación y salud en el país, evidenciado en el mayor porcentaje de niños que acuden a la escuela y un mayor número de personas que acceden a servicios de salud. No obstante, recomendó poner especial atención a la acelerada deforestación registrada en los últimos años, estimada en 350 mil hectáreas por año (una superficie 17 veces mayor a la mancha urbana de Santa Cruz de 20 mil hectáreas), y otros riesgos medioambientales que pueden afectar estos avances en contra de la pobreza.

En efecto, se sabe que los más pobres, además de ser los más vulnerables ante los fenómenos climáticos extremos, deben enfrentar simultáneamente los riesgos que conlleva la contaminación y la degradación de los suelos. De allí la importancia de conservar nuestros bosques, tanto más importantes por cuanto los árboles permiten que el suelo retenga humedad  y nutrientes, ofreciendo al mismo tiempo una defensa contra el viento y la erosión. Son además los guardianes de la biodiversidad, esencial para contrarrestar el hambre; pues, a medida que ésta disminuye, el suministro de alimentos se vuelve más vulnerable e insostenible.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia