Editorial

Botadero en llamas

La Razón (Edición Impresa)

00:01 / 09 de octubre de 2018

El domingo, un sector del botadero de Quillacollo (Cochabamba) ardió durante varias horas antes de lograr ser sofocado por los bomberos y otros voluntarios, poniendo de nueva cuenta en relieve la falta de equipamiento y de personal capacitado en el país para enfrentar este tipo de eventualidades, que pueden ser muy peligrosas para la salud de las personas y el medio ambiente.

Según las autoridades locales, la quema se habría originado en torno a las 11.00. Alertados por los vecinos, 10 bomberos llegaron poco tiempo después. Pero por la falta de equipamiento y de personal (tenían a su disposición solo dos carros y una cisterna con capacidad de 16.500 litros de agua), no consiguieron controlar el fuego durante la primera hora, algo fundamental para evitar que las llamas se expandan. Por este motivo, necesitaron el apoyo del grupo SAR Bolivia, de la Unidad de Gestión de Riesgos de la municipalidad y de otros voluntarios para poder aplacar finalmente el fuego casi siete horas después.

Tomando en cuenta que los botaderos albergan no solo restos de basura sino también llantas y otros  plásticos cuya combustión desprende monóxido de carbono (el principal gas responsable del calentamiento global), así como otras sustancias tóxicas que pueden provocar enfermedades bronco-respiratorias, asma y hasta cáncer de pulmón, este tipo de sitios deberían contar con medidas de seguridad para poder hacer frente a incendios y otras eventualidades; déficit que debería preocupar a las autoridades locales del país, así como la falta de cuerpos de bomberos bien equipados. 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia