Editorial

Brecha salarial

La diferencia entre ingresos de hombres y mujeres se ha multiplicado por siete.

La Razón Digital

00:15 / 19 de octubre de 2016

Nuevamente se confirma la existencia de la brecha salarial que divide a los hombres de las mujeres en el ámbito laboral; los datos oficiales demuestran que la distancia se ha acrecentado en los últimos años. Según información del Instituto Nacional de Estadística (INE), la diferencia entre ingresos de hombres y mujeres se ha multiplicado por siete en los últimos años.

En efecto, el informe “Salario, remuneraciones y empleo del sector privado 2008-2015”, publicado por el INE a fines de septiembre, revela que si en 2008 los hombres ganaban en promedio Bs 60 más que las mujeres, en 2015 la diferencia había crecido a Bs 410, siempre a favor de los varones. El mismo informe muestra que en el lapso ya señalado el salario promedio de los hombres creció en 64%, mientras que el de las mujeres solo aumentó en 52%.

Hay tres posibles explicaciones para este crecimiento de la brecha salarial: la primera está en que el sector privado prefiere contratar a hombres (a menudo con mejores salarios que los de sus pares mujeres). La segunda, que las mujeres tienden a encontrar trabajo en el sector informal. Y la tercera, que ellas encuentran empleo en puestos de menor calificación.

Estas explicaciones provienen de economistas consultados por La Razón, quienes, además de reconocer la existencia de una histórica discriminación, comprenden que las empresas, sobre todo en el sector privado, priorizan la contratación de varones por el hecho de que éstos representan una menor carga laboral. Baja por embarazo y parto, subsidio de lactancia, obligación de cuidar a los hijos en desmedro de los horarios laborales son algunas de las razones por las que habitualmente se prefiere no contratar a mujeres.

Por otra parte, la diferencia de ingresos entre ambos sexos se debe a que el empleo femenino se concentra en el sector informal, principalmente en actividades de poca productividad como los servicios y el comercio y en las micro y pequeñas empresas; y a que el 70% de las trabajadoras está en puestos de menor calificación laboral, según estadísticas publicadas días atrás en las que se revela que el 70% de la población femenina económicamente activa ocupada de Bolivia tiene un empleo vulnerable, es decir, trabaja por cuenta propia o de forma no remunerada. Finalmente se tiene que los hombres tienden a permanecer más tiempo en la misma fuente de trabajo, lo que se traduce, por ejemplo, en incrementos salariales y bonos de antigüedad.

Las normas que establecen mecanismos de acción afirmativa son un buen camino para superar esta brecha, mas solo podrán ser verdaderamente efectivas en el marco de políticas públicas de largo alcance que trabajen, además de la obligatoriedad de dar más y mejores oportunidades a la mujeres, un verdadero cambio de actitudes entre los tomadores de decisiones, tanto en el ámbito público como en el privado.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia