Editorial

Calentamiento global

2015 ha sido declarado el año más cálido desde que comenzaron los registros en 1880

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

02:49 / 22 de enero de 2016

Aunque los calores extremos que se viven en el país estos días son atribuibles principalmente al fenómeno de El Niño, lo cierto es que el planeta Tierra está sufriendo un acelerado proceso de calentamiento global que ha provocado que 2015 haya sido declarado oficialmente el año más caliente de la historia. El dato merece ser calificado de alarmante.

En efecto, la estadounidense Agencia Nacional Oceanográfica y Atmosférica (NOAA, por su sigla en inglés) anunció días atrás que 2015 no fue solo el año más caliente en el mundo desde 1880, sino que además rompió el récord previo de 2014 por el mayor margen que se había observado jamás. “En el conjunto de 2015 la temperatura media en tierras y océanos se situó en 0,90ºC sobre la media del siglo XX, la más elevada en los anales que remontan a 1880”, señaló el documento de la NOAA.

En dicho informe, la agencia estadounidense señaló que la mayor parte del calentamiento extremo se ha producido en los últimos 35 años, y 15 de los 16 años más calientes se registraron después de 2001. Uno de los científicos a cargo del informe explicó que si bien 2015 tuvo “ayuda” de El Niño, “fue el efecto acumulativo de una tendencia de largo plazo el que resultó en el calentamiento récord que estamos viendo”.

La agencia espacial estadounidense (NASA) comunicó que los cambios de temperatura se deben sobre todo al aumento del dióxido de carbono y otras emisiones provocadas por los humanos a la atmósfera. “El cambio climático es el desafío de nuestra generación”, dijo el administrador de la NASA, agregando que se trata de “un dato crucial para que los legisladores tomen nota. Es hora de actuar respecto al clima”.

Es por ello que en diciembre último, en el marco de la Cumbre Climática de la Organización de las Naciones Unidas, se avinieron a aprobar el Acuerdo de París, considerado uno de los más ambiciosos pactos internacionales para, entre otros aspectos, limitar sus emisiones de gases de efecto invernadero a fin de limitar el creciente calentamiento a no más de 2ºC con respecto a los niveles preindustriales hasta 2030.

Bolivia, que está lejos de ser uno de los países más contaminantes, aporta sin embargo al calentamiento global por su elevada tasa de deforestación. En ese sentido, las autoridades ambientales han iniciado en 2014 un ambicioso plan de reforestación en todo el territorio nacional, cuyos efectos, lamentablemente, solo serán visibles en un plazo más o menos largo.

Es tiempo, pues, de que las propuestas bolivianas sobre armonía con la naturaleza y defensa de los derechos de la Madre Tierra se conviertan en políticas de Estado capaces de producir efectos tangibles y, sobre todo, de ser imitadas por otras naciones en todo el orbe. Lo que está en juego es el futuro de la humanidad.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia