Editorial

Carreteras y basura

La Razón (Edición Impresa)

02:21 / 12 de septiembre de 2018

Desafortunadamente, cada vez son más las carreteras del país que se llenan de basura. En parte debido a la deplorable costumbre de botar bolsas plásticas y otros desperdicios en las vías públicas que impera entre algunos conductores y pasajeros; pero también entre los vecinos. Por ejemplo, como resultado de esta incuria, la vía que une las poblaciones de Huarina y Tiquina, ampliamente transitada por turistas nacionales y extranjeros, se encuentra atiborrada de desperdicios, desde bolsas plásticas, pasando por vidrios, escombros y hasta materiales hospitalarios. Y lo propio ocurre en mayor o menor medida en el resto de las vías que reciben un elevado flujo de visitantes, como en Laja, Tiwanaku o los Yungas.

Tomando en cuenta que esta basura no solo deja recuerdos deplorables en desmedro de la imagen de Bolivia, sino que además pone en riesgo la salud de la población y del medio ambiente, urgen políticas públicas orientadas a erradicar la raíz de este problema. Nos referimos, por una parte, a la indolencia de las autoridades municipales, departamentales y del nivel central responsables del cuidado de las vías; las cuales se limitan a deslindar responsabilidades en lugar de articular esfuerzos entre todos los niveles para combatir esta problemática. Y por otra, a la ignorancia y desidia de los pobladores que entienden a las carreteras como basureros, cuyo cambio de mentalidad pasa necesariamente por la aplicación de fuertes multas y sanciones, junto con la implementación de campañas educativas que inculquen una mayor cultura ciudadana entre la población.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia