Editorial

Casa de las Mascotas

Este proyecto edil constituye una excelente noticia para los animales y la población.

La Razón (Edición Impresa) / Editorial

00:00 / 25 de agosto de 2014

La Alcaldía de La Paz se ha propuesto reducir la población de canes en la sede de gobierno de 150.000 a 110.000, a través de medidas como la esterilización de las mascotas y el control de perros vagabundos empleando chips, tatuajes y/o collares. Además, prevé mejorar la infraestructura de la Unidad de Zoonosis para proporcionar una atención de calidad a los animales rescatados.

Para tal efecto, el gobierno municipal prevé destinar Bs 1,8 millones para la construcción de la Casa de las Mascotas. Espacio que, según explicó el Director de Salud de la municipalidad, podrá atender a 100 perros y 20 gatos por día. Además, contará con tres quirófanos, varios consultorios, una sala de eutanasia, un ambiente adecuado para el manejo de desechos, áreas recreativas para mascotas y salas de recuperación, entre otros ambientes.

Al tener mejores condiciones, no cabe duda de que el número de cirugías de esterilización de perros y gatos se incrementará, atacando en este sentido una de las principales razones de la proliferación canina. El otro factor detrás de este fenómeno, el comercio ilegal de mascotas, deberá ser tratado con otras estrategias, principalmente desde el ámbito educativo, alertando a la población respecto a los inconvenientes de comprar cachorros en lugar de adoptarlos.

En resumidas cuentas, este proyecto municipal constituye sin duda una excelente noticia para los animales y la población, que ojalá se concrete cuanto antes; más aún tomando en cuenta que, de acuerdo con estimaciones de la Alcaldía, la mayoría de los canes que residen en la sede de gobierno (aproximadamente el 80%) merodean diariamente por las calles en busca de comida y agua, pasando frío, hambre, accidentes, contrayendo y a la vez diseminando enfermedades, pese a tener dueños.

Previsiblemente las que más sufren son las hembras, pues además de ser acosadas hasta el cansancio por los machos cuando están en celo, deben luego amamantar a sus cachorros, a pesar de no tener comida ni siquiera para ellas.

Por otra parte, cabe recordar que el viento suele transportar las bacterias asentadas en las heces fecales de los animales, lo que puede provocar enfermedades oculares, intestinales y respiratorias entre las personas. De allí la importancia de asumir el crecimiento desmedido de la población canina y su frecuente abandono en las calles como un asunto de salud pública.

Para controlar esta proliferación también sería deseable que se adopten medidas orientadas a cortar la raíz del problema: una cultura negligente entre miles de personas que se agencian perros para el cuidado de sus hogares y negocios, pero a tiempo de alimentarlos y cobijarlos los dejan a su suerte. Un impuesto a la tenencia de mascotas que no estén esterilizadas podría ser una entre varias otras opciones, en tal sentido.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia