Editorial

Catástrofe ecológica

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:03 / 17 de diciembre de 2014

El domingo murió a los 44 años Angalifu, uno de los últimos rinocerontes blancos del norte del planeta. Tras su partida, en el parque zoológico Safari de San Diego (California), quedan tan solo cinco miembros de esta especie, que está a un paso de la extinción. Por otro lado, en la última versión de la Lista Roja de las Especies Amenazadas, el rinoceronte blanco de África Central figura asimismo como posiblemente extinguido, suerte que también podría correr el rinoceronte de Java, según alertan los expertos.

Como es de suponer, detrás de esta catástrofe ecológica se encuentra la voraz ambición humana. Para mala fortuna de estos hermosos animales, sus cuernos han llegado a valer más que el oro (un kilo de harde hout, expresión que se usa para identificar el cuerno, puede valer más de 5.000 dólares). Esto debido a su elevada demanda en China y Vietnam, potenciada por la creencia, reciente, de que la cornamenta del majestuoso mamífero cura el cáncer.

Cuesta creer cuán dañinos pueden llegar a ser ciertos mitos y costumbres, sobre todo si hay intereses económicos de por medio, pues nunca faltan redes criminales dispuestas a satisfacer cualquier tipo de demanda, confirmando así que la raíz de todos los males es el amor al dinero, tal como reza un precepto cristiano.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia