Editorial

Caza furtiva de vicuñas

Este atentado contra una de las especies animales más preciadas del país no solo interpela a los comunarios que lucran con su lana, sino también a toda la sociedad, y en particular a las autoridades, llamadas a hacer cumplir la ley y evitar este tipo de ilícitos.

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 27 de abril de 2014

En los últimos meses, decenas de vicuñas han sido asesinadas y desolladas en el altiplano orureño, particularmente en el municipio de Belén de Andamarca, según alerta un informe de la Gobernación de ese departamento. Detrás de estos hechos se encuentran cazadores furtivos, que están dando muerte a estos animales para aprovecharse de su pelaje, codiciado por su calidad y gran valor no solo allende nuestras fronteras, sino también dentro del país. Por ejemplo, de acuerdo con información del Servicio Departamental de Agricultura y Ganadería, El Alto es uno de los puntos donde se comercializa ilegalmente fibra de vicuña.

Este atentado contra una de las especies animales más preciadas del país no solo interpela a los comunarios que lucran con su lana, sino también a toda la sociedad, y en particular a las autoridades, llamadas a hacer cumplir la ley y evitar este tipo de ilícitos. Además de adoptar medidas orientas a sancionar cuanto antes a los responsables de estos delitos, movilizando incluso militares de ser necesario, habría que atacar también la demanda, con campañas de educación que enseñen a la población la importancia de no comprar ni comercializar pieles, plumas o fibra de animales silvestres, pues esa sin duda es la mejor manera de preservar el patrimonio natural de todos los bolivianos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia