Editorial

Caza furtiva

La Razón (Edición Impresa)

02:23 / 19 de octubre de 2015

En lo que va del año, se ha hallado piel de vicuña faenada ilícitamente en al menos dos ocasiones. El 27 de mayo de 2015, cerca de la frontera con Chile, el Servicio Nacional de Áreas Protegidas incautó 158 cueros de este animal. El 14 de septiembre, medios locales potosinos dieron cuenta del hallazgo de al menos un centenar de vicuñas despellejadas, abatidas a tiros, en el municipio de Colcha K. Un reportaje de La Razón reveló también que Colcha K y Tomave son consideradas “zonas rojas” por la caza furtiva. Ante semejante evidencia, la Gobernación de Potosí ha decidido crear la Guardia Forestal, y ha encargado a la Policía y las FFAA producir un proyecto que ayude a proteger a la fauna de camélidos del departamento, protegidos  por la Convención Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestre y la Ley 1333, de Medio Ambiente, ya que estuvo al borde de la extinción a finales de los 60, por lo que su caza está vedada.

Es evidente que los grupos de cazadores furtivos han encontrado una veta de negocio muy lucrativa, pues el kilo de lana de vicuña puede costar hasta $us 500 en los países vecinos, de ahí que las autoridades deban tomar el tema con toda la seriedad que merece, pues es muy probable que se trate de redes delincuenciales dispuestas a llegar a extremos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia