Editorial

‘Ciberdialecto’

Urge invertir más recursos en la enseñanza del lenguaje para revertir esta tendencia

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:55 / 18 de junio de 2015

Como todo el mundo bien sabe, las nuevas tecnologías han facilitado la resolución de problemas y la adquisición de información, poniendo a disposición de las personas una inmensa cantidad de datos y documentos a tan solo un clik del mouse, amén de eliminar barreras físicas y culturales, permitiendo la interrelación ya no de una, sino de miles de personas al mismo tiempo.

Sin embargo, como ya antes se comentó en este mismo espacio, esta revolución tecnológica además de muchas ventajas está causando cambios de comportamiento, no exentos de riesgos y efectos contraproducentes, en particular entre las nuevas generaciones. Por caso, días atrás La Razón publicó una nota en la que un pedagogo y dos expertos en tecnologías de la educación coincidían en que el uso de códigos y abreviaturas empleados por los jóvenes en las redes sociales y en aplicaciones como Whatsapp (por ejemplo “Xq” en lugar de “por qué” o “tb” en lugar de también) están afectado la forma en la que escriben, así como sus hábitos de estudio y de lectura.

En cuanto a este último aspecto, las personas se están acostumbrando a leer ya no novelas o documentos académicos complejos, sino el lenguaje visual de las páginas web y de las redes sociales, que emplean frases cortas e imágenes que priorizan la inmediatez en desmedro de la cantidad y la calidad de los textos. Además, el empleo de las nuevas tecnologías está reduciendo en gran medida el tiempo que antes una persona le dedicaba a estudiar, leer o conversar directamente con sus familiares, amigos o compañeros de trabajo, lo que incide negativamente en su capacidad para comunicarse.

De regreso al “ciberdialecto”, los expertos aseguran que esta forma de escribir más que una moda constituye un nuevo lenguaje, que están siendo internalizado por los adolescentes a edades cada vez más tempranas (incluso desde los 11 años), al extremo de que se vuelven incapaces de estructurar correctamente una oración.

Al respecto, no sobra recordar que el saber leer y escribir adecuadamente va mucho más allá de la destreza de asimilar y reproducir información correctamente, toda vez que el lenguaje contribuye de manera decisiva a configurar la mente de una persona. En palabras del psicoanalista francés Jaques Lacan, “no solo el lenguaje constituye el Yo (consciente) y el Ello (el inconsciente), sino que este último está estructurado como un lenguaje; además, el inconsciente es el núcleo mismo de nuestro ser”.

Por todo ello, urge invertir más recursos para revertir esta nueva tendencia, promoviendo la enseñanza del lenguaje en las escuelas y universidades entendido no como una herramienta para alcanzar conocimientos técnicos o comunicarse, sino sobre todo como la base para desarrollar las capacidades de razonamiento verbal, de análisis, síntesis, abstracción y de pensamiento crítico de las personas. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia